"Es necesario encontrar una definición internacionalmente aceptada para luchar mejor contra el terrorismo"

El Jefe de Estudios de la Academia de Oficiales de la Guardia Civil ha analizado el concepto de terrorismo en la primera jornada del X Curso de Defensa de Jaca

El Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general de Ejército Alfonso Pardo de Santayana, ha inaugurado el X Curso Internacional de Defensa de Jaca, que hasta el próximo viernes 20 de septiembre analizará las causas y respuestas al terrorismo internacional, así como los conflictos actuales más relevantes. En el acto inaugural también han estado presentes el teniente general Luis Alejandre, Jefe de la Región Militar Pirenaica; el alcalde de Jaca, Enrique Villarroya; el rector de la Universidad de Zaragoza, Felipe Pétriz; y el general Fernando Torres, director de la Academia General Militar, entre otras autoridades civiles y militares.

El JEME ha destacado en su intervención la importancia de este foro de debate cívico-militar en el que van a analizar las causas, ?y lo que tal vez es más importante, las respuestas ante un problema tan grave como es el del terrorismo internacional, ante el que España siempre ha mostrado una posición tajante en contra?.

En la jornada del lunes se ha desarrollado la primera área de trabajo en la que se han analizado el concepto y las causas del terrorismo. El catedrático de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense, Carlos Corral Salvador, se ha referido a conceptos como el fundamentalismo y la religión, que están en el origen de muchos conflictos internacionales de nuestros días. ?La incidencia de los fundamentalismos es mayor o menor conforme al grado de vinculación de lo religioso con lo político en la concepción del Estado y, por consiguiente, en las relaciones internacionales?, ha asegurado. En la concepción islamista, ha proseguido, ?no hay distinción entre Iglesia y Estado, algo que sí ocurre en la concepción del cristianismo, por lo que el modelo islamista, basado en la organización comunitaria de la sociedad civil, choca con el poder del Estado de civilización occidental con la imposición de la Charia?.

En este sentido, según el profesor Carlos Corral, ?el fracaso del modelo islamista en sus objetivos de modernización y de desarrollo, convence a los islamistas de que la única autoridad es Dios; y éste es el motivo principal que justifica su actitud ofensiva, basada en el discurso de ruptura con el orden establecido y que ganará terreno en la medida que los modelos políticos de esos Estados no ofrezcan soluciones concretas a problemas específicos como el paro, la crisis económica y social y, en especial, el desencanto de la juventud, verdadero caldo de cultivo del fundamentalismo islámico radical?.

De ahí la importancia que a juicio del catedrático de Relaciones Institucionales tiene ?la contribución a la paz de las grandes religiones monoteístas entre sí y con las organizaciones internacionales y los Estados, tal y como lo están haciendo el Catolicismo, el Protestantismo y el Judaísmo, y comienzan a intentarlo algunos movimientos dentro del Islam?.

Concepto de terrorismo

En la jornada del lunes también ha intervenido el Doctor en Derecho y Jefe de Estudios de la Academia de Oficiales de la Guardia Civil , Teniente Coronel José García San Pedro, quien ha puesto de manifiesto la necesidad de avanzar hacia un acuerdo internacional sobre el concepto de terrorismo. A su juicio, la magnitud de los atentados terroristas del 11 de septiembre, las consecuencias inmediatas y la percepción de las amenazas y riesgos que representan en el futuro ?suponen, sin duda, que esta fecha constituya un punto de inflexión trascendental en los planteamientos sobre el terrorismo?, aunque según el teniente coronel García San Pedro, de las resoluciones posteriores de Naciones Unidas se pone en evidencia que ?hay que buscar una definición comúnmente aceptada para mejorar la lucha contra el terrorismo?.

Según el jefe de Estudios de la Academia de Oficiales de la Guardia Civil se deben contemplar como elementos de tipo penal ?la ilicitud de las organizaciones armadas que practiquen la violencia terrorista, la pertenencia a una organización ilícita de este tipo, distinguiéndose entre dirigentes y meros integrantes, y la consideración de actos terroristas de todos los actos criminales de acuerdo al Derecho Internacional al respecto, o a los derechos internos de los Estados?. Además, ha calificado como ?insuficiente? el esfuerzo de los convenios internacionales sobre terrorismo por ampliar el círculo punible hacia todas las formas de participación penal. En este sentido, ha considerado que ?debería establecerse una fórmula como la española, que resuelve bien el problema de incriminación de los actos de colaboración, definidos como cualquier acto de cooperación, ayuda o mediación de cualquier tipo con las actividades o fines de la organización armada?.

Finalmente, a juicio del jefe de Estudios de la Academia de Oficiales de la Guardia Civil, también hay problemas sin resolver tras la respuesta de Estados Unidos y sus aliados a las acciones terroristas del 11 de septiembre. ?Se ha puesto en evidencia, por ejemplo, que a veces será necesario recurrir a los recursos más potentes, como son las Fuerzas Armadas, sin por ello dar lugar a una situación de conflicto armado, por ese sólo hecho; para estos casos también es necesario fijar el marco jurídico adecuado y el estatuto correspondiente de las Fuerzas Armadas?.

En su intervención también ha destacado que la futura Convención internacional contra el terrorismo ?debería revisar el principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados, no sólo en relación a la violación grave de los Derechos Humanos, vía ya abierta, sino en relación con el apoyo de los Estados al Terrorismo, y a la colaboración de grupos terroristas con grupos de delincuencia organizada?.

Comentarios