El Plan General, el organigrama municipal y los presupuestos, prioridades del equipo de gobierno hasta final de año

El tripartito pretende apretar el acelerador para dejar aprobadas estas tres asignaturas pendientes. Son cuestiones todas ellas que figuraban como prioritarias en los programas electorales de los tres partidos de gobierno y que ahora, en la recta final del mandato, se quieren dejar solucionadas.

Así, el Plan General de Ordenación Urbana se quiere aprobar provisionalmente en el mes de noviembre, para que después pase a la Comisión de Ordenación del Territorio de Aragón y pueda volver para su aprobación definitiva ya a principios de 2003. Eso significará que, tanto técnicos como grupos políticos del área de urbanismo, deberán desarrollar sesiones maratonianas para cumplir los plazos establecidos.

De las tres prioridades la más retrasada es la que se refiere a la reordenación del personal funcionario del Ayuntamiento. El Alcalde ha enviado sendas cartas a los partidos de la oposición y a los representantes de los trabajadores convocándoles a una serie de reuniones con el fin de ultimar el organigrama municipal antes de final de año.

La oposición ya se ha quejado por el calendario fijado por el Equipo de Gobierno. Así, desde el Partido Popular, el Concejal Ignacio García Pantoja ha dicho que el tripartito quiere hacer en unas semanas lo que no ha sabido hacer en tres años, ya que ese es el tiempo que se lleva negociando el nuevo organigrama municipal.

Independientemente del Plan General de Ordenación Urbana y del Organigrama, el equipo de gobierno también deberá trabajar para completar los presupuestos del último año de mandato, cuestión que podría verse entorpecida por estos nuevos debates. No obstante el Presidente de la Comisión de Hacienda ha señalado que no debe haber problemas en el diseño del presupuesto, ya que el capítulo de inversiones está poco menos que fijado al 100% ya que se trata de completar las obras que ya están en marcha.

No obstante, antes de entrar en el debate presupuestario los tres partido de gobierno deberán celebrar una reunión para dejar encauzado el final del mandato, reunión que han solicitado su celebración, tanto IU como el Partido Aragonés.

Comentarios