El diputado popular Ángel Pintado afirma que la línea Aragón-Cazaril está muerta políticamente

El diputado del Partido Popular por la provincia de Huesca, Ángel Pintado, afirma que el proyecto de línea de alta tensión Aragón-Cazaril ?está muerto desde el punto de vista político?, si bien reconoce que está incluido en el Decreto de Infraestructuras Eléctricas 2003-2007 que aprobará el Consejo de Ministros del 13 de septiembre. La presidenta de la Mancomunidad del Sobrarbe, Rosa Pallaruelo, apunta no entender cómo se sigue trabajando sobre algo que está muerto, siendo que, además, el Pirineo se ve amparado, medioambientalmente hablando, por la Red Natura 2000.

Ángel Pintado es claro al afirmar que ?la línea Aragón-Cazaril tiene pocas posibilidades de convertirse en realidad, ya que se han producido en los últimos años pronunciamientos contundentes sobre su grave impacto medioambiental? (el Tribunal Supremo, por poner un ejemplo, descartaba la realización de esta obra). Añade que ?el Gobierno de Aragón ha de entrar en negociaciones con el central para la adopción de proyectos alternativos?; es el caso de la línea de Bujaruelo que podría ser modificada para responder a la necesidad de exportación e importación energética.

Rosa Pallaruelo, presidenta de la Mancomunidad del Sobrarbe, afirma no entender que se siga trabajando en un proyecto sobre el que se afirma que está muerto, contraviniendo, además, los mandatos de la Red Natura 2000. Incide en el impacto que tendría la ampliación de la línea que pasa por Bujaruelo, un valle que linda con el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Pallaruelo insiste en que, por culpa de proyectos como la línea Aragón-Cazaril, no se puede poner en peligro iniciativas de futuro por las que están apostando las comarcas pirenaicas como es el caso del Sobrarbe.

Haciendo historia, el primer proyecto de línea de alta tensión se remonta a 1974 cuando ENHER pretendía unir la central nuclear de Cazaril con la que se iba a crear en Castelnou. Ya a mediados de los años 80, REESA retomaba el proyecto de importar energía desde Cazaril con destino incluso a Portugal y el norte de África. Pilonas de 70 metros de altura serían utilizadas para transportar 400.000 voltios. En 1999, el Tribunal Supremo desestimaba la ejecución de este proyecto por su impacto medioambiental. Se habla en la actualidad de retomar el proyecto por Bielsa o por Cataluña, en este segundo caso existe la intención de unir Graus con Sallente, algo a lo que se opone la Ribagorza.

Comentarios