Comienzo de curso tranquilo para los 1.700 escolares barbartrenses

La normalidad ha sido la tónica general de este primer día de colegio para los 1.700 escolares matriculados en los tres centros públicos y dos privados concertados de Barbastro.

Francisco Durán, director del Colegio Público Pedro I, destacaba que no se ha producido ninguna alteración en este primer día para los 375 alumnos matriculados en este centro.

Entre las novedades, la rehabilitación del patio de recreo, muy deteriorado tras las heladas del pasado invierno y que las brigadas del Ayuntamiento han reparado durante el verano.

Por su parte, Joaquín Tena, director del Colegio Público Alto Aragón, señalaba que es un curso sin grandes novedades ni cambios para los 360 alumnos matriculados en el centro.

No se han acometido grandes obras en este caso, aunque sí se han reparado algunos desperfectos.

Los problemas, en este caso, residen en algunas líneas de transporte escolar como la de Hoz-Salas, que todavía no se han concedido.

En el Colegio Público la Merced, las aulas también se han llenado de mochilas, risas, llantos, en algunos casos, pero sobre todo mucha ilusión y reencuentros.

Julián Pons, director de este centro educativo, señalaba que este año se han registrado 373 alumnos matriculados.

Alumnos que comienzan un nuevo curso sin novedades reseñables, si exceptuamos la ampliación de la gratuidad de los libros a 3º y 4º.

En lo que se refiere a los centros privados concertados, el Colegio de San Vicente de Paúl ha comenzado este curso con 292 alumnos matriculados y con novedades importantes en cuanto al currículum de centro, ya que se implanta Francés como segundo idioma en 5º y 6º y se avanza la primera lengua, Inglés, a Infantil y Primer Ciclo de Primaria. Celia Martínez, directora de este colegio.

El otro centro privado concertado es el Colegio Escolapios, donde sus 300 alumnos se han incorporado hoy a las aulas con normalidad y con ilusión, tal y como lo afirma el director, José Pablo Pena.

Entre las novedades, la creación de nuevas infraestructuras en educación infantil o la remodelación de las instalaciones deportivas de La Millera.

Si atendemos a los aspectos educativos, las novedades se centran en la aplicación de la estimulación temprana en educación infantil y primaria, así como la implantación de un primer idioma extranjero, Inglés, desde los cuatro años.

Comentarios