El reciclaje de papel y vidrio se incrementa tímidamente en la provincia

El reciclaje de papel y vidrio se incrementa tímidamente en la provincia de Huesca en los últimos meses. Además de las toneladas recogidas, aumentan los municipios que disponen de contendores y el número de los mismos aunque todavía no se ha logrado la concienciación de la población ene este sentido.

Desde que en 2000 se comenzara a recoger de forma selectiva la basura, se ha pasado de 1.313 toneladas de papel recogidas durante todo el primer año a 523 recogidas desde enero a abril de 2002, es decir, casi la mitad en tan sólo cuatro meses. En Aragón sólo en lo que llevamos de año ya se han recogido 4.748 toneladas, comparativamente un incremento similar al de la provincia de Huesca.

En cuanto a los contendores, el Alto Aragón ha pasado de 297 en 2000 a 402 en 2002, mientras que la comunidad autónoma cuenta con un total de 1.935 contenedores azules. Pero uno de los datos más significativos de la provincia es la multiplicación de municipios que realizan una recogida selectiva de la basura. Mientras en 2000 tan sólo lo hacían 25, en la actualidad son 79 los que reciclan el papel.

El reciclaje de vidrio, por su parte, también se ha incrementado de forma significativa en los últimos ejercicios. Huesca ha pasado de 2.056 toneladas anuales en 2000 a reciclar cerca de un millar durante el primer cuatrimestre del año. Algo similar ha ocurrido en Aragón, donde se superan las 10.000 toneladas anuales.

Los contenedores de vidrio, mucho más numerosos que los de papel, se acercan al millar en la provincia altoaragoensa, donde prácticamente la totalidad de los municipios dispone de contenedores verdes. En Aragón, hay un total de 3.319 contenedores ubicados en 711 municipios.

En estos momentos, se recupera el 33 por ciento de los residuos de cristal que se desecha, aunque según las previsiones del Gobierno de Aragón se llegará a reciclar el 50 por ciento. En la comunidad autónoma hay una empresa vidriera sólida que se encarga de seleccionar por colores el vidrio que se recoge, de triturarlo y de convertirlo en calcín, una especie de chatarra de vidrio con la que se fabrica cristal nuevo.

Comentarios