Cecilia Buil sigue llevando la bandera de Peña Guara a lo más alto

La escaladora de Peña Guara, Cecilia Buil, ha regresado satisfecha de la expedición que ha realizado en los últimos meses en la frontera entre China y Kirguizistán, a pesar de no haber podido cumplir las previsiones que tenía pensadas en un principio de escalar en el pico Kizil Asker. Las malas condiciones del tiempo obligó a Cecilia y sus compañeros, Iñaki Cabo y Elena de Castro, a realizar otra escalada en una vía que bautizaron como ?Demonio Blanco?, en una montaña de 5.700 metros.

La montañera ha comentado a su regreso que está contenta del desarrollo de la expedición. ? Está muy bien porque hemos hecho lo que hemos podido. Si hubiéramos intentado la otra pared no la hubiéramos hecho y eso está bien cuando te das cuenta al principio y cambiamos el objetivo y tal como ha salido muy bien, perfecto?.

Cecilia Buil pormenorizó lo que ha sido la experiencia vivida durante este viaje. ?No sabíamos a lo que íbamos, así que no ha sido nada raro cambiar los planes. Ya teníamos alternativas y fue una de las razones por las que fuimos. No teníamos ni un mapa, ni sabíamos el tiempo que hacía, ni nada?. Lo que está claro es que la zona está muy bien para realizar el deporte de la escalada, como relataba la propia montañera. ?Es una zona que se podía comparar con algunas de los Alpes, como Chamonix. Hay mucha roca y muchas montañas en ese macizo entre 4.800 hasta 5.800 metro. Casi todos con una ascensión o ninguna. Desde luego la zona es muy interesante?.

La escaladora no quiso desvelar sus plantes de futuro, aunque aseguró que no estará parada y que muy pronto iniciará otra aventura, si bien no será una gran expedición por el tema económico. Para el año que viene ya hay planes que todavía prefiere no hacer públicos.

Para Peña Guara es importante que los socios del club sigan realizando actividades de este tipo, aunque lamentablemente Cecilia Buil está muy sola en estos momentos. Según ha manifestado el vicepresidente, Lorenzo Ortas, se seguirá trabajando desde los más pequeños para que la entidad montañera de la capital recupere el esplendor que tuvo hace unos años y que le situó como uno de los clubes españoles que contaba con los mejores alpinistas españoles.

Comentarios