La alternativa a la Aragón-Cazaril debe pasar por Aragón dice el PP

El Presidente del PP en la Provincia de Huesca ha empeñado su palabra. Antonio Torres ha asegurado que la línea de alta tensión Aragón Cazaril no se llevará a cabo nunca por el trazado diseñado originalmente, el que atravesaba la zona más virgen del valle de Chistau: el Barranco de la Pez, un espacio de gran valor ecológico y paisajístico.

Sin embargo Torres ha sido igual de tajante al referirse a las posibles alternativas de esta infraestructura eléctrica, cuyo trazado, ha dicho, debe discurrir por Aragón, sin impacto ambiental, pero por Aragón, porque es un elemento fundamental para el desarrollo económico futuro de la comunidad. De hecho otros territorios como el Pais Vasco, Navarra y Cataluña, ya la han solicitado para sí mismos.

Los populares de la provincia de Huesca han solicitado que el resto de formaciones políticas aragonesas adquieran un compromiso público de apoyo a un trazado aragonés de esta línea.

A pesar de estos pronunciamientos del PP altoaragonés hay que decir que el proyecto de la Aragón-Cazaril, como tal, aparece incluido en el Decreto de Infraestructuras Eléctricas 2003-2007 aprobado este viernes por el Consejo de Ministros. Las conexiones de exportación e importación de energía entre España y Francia se efectuarán, en principio, por Cataluña, apuntaba también el ministro de Economía, Rodrigo Rato, evitando así hablar del proyecto aragonés. En cualquier caso, la sentencia del Tribunal Supremo, desestimando el proyecto Aragón-Cazaril por el Valle de Chistau por su impacto medioambiental, pesa sobre cualquier iniciativa internacional de carácter energético por territorio aragonés.

El primer proyecto de línea de alta tensión se remonta a 1974 cuando ENHER pretendía unir la central nuclear de Cazaril con la que se iba a crear en Castelnou. Ya a mediados de los años 80, REESA retomaba el proyecto de importar energía desde Cazaril con destino incluso a Portugal y el norte de África. Pilonas de 70 metros de altura serían utilizadas para transportar 400.000 voltios. En 1999, el Tribunal Supremo desestimaba la ejecución de este proyecto por su impacto medioambiental. Se habla en la actualidad de retomar el proyecto por Bielsa o por Cataluña, en este segundo caso existe la intención de unir Graus con Sallente, algo a lo que se opone la Ribagorza.

Comentarios