Huesca atendió a cerca de 400 personas por problemas con las drogas

El área de Salud Mental y Drogodependencias de la DGA cuenta con varios convenios de prevención y asistenciales firmados con los ayuntamientos locales y las ONG, para lo que el ejecutivo autónomo destina más de 360.000 euros. El consistorio de la capital, ha atendido a 382 personas con problemas de alcohol o drogas entre iniciados y usuarios.

La DGA dispone de convenios de prevención con varios ayuntamientos de la provincia para los que destina más de 360.000 euros, cifra que este año se ha visto incrementada.

En cuanto a los acuerdos en la capital, hay dos patas principales que abordan aspectos preventivos y asistenciales: el acuerdo con el consistorio local y el firmado con la Cruz Blanca. El convenio con el Ayuntamiento de Huesca aborda la parte preventiva con actividades como la edición de trípticos informativos, mesas en los institutos... En cuanto al acuerdo firmado con la Cruz Blanca, abarca la parte preventiva pero está dirigido principalmente a la asistencia.

La importancia de la prevención radica en que de ella dependerá, en buena medida, el futuro comportamiento de los jóvenes. Por ello, se incide sobretodo en la infancia y la adolescencia como inversión de futuro, como indica el director de Salud Mental y Drogodependecias del SALUD, José Mª Arnal.

Según los últimos datos, el Ayuntamiento de Huesca ha atendido a 24 personas con problemas de inicio al alcohol y otros tantos usuarios. Al hablar de otro tipo de drogas, las cifras se incrementan significativamente hasta 126 de inicio y 208 usuarios. Además, cuenta con un programa de metadona en el que participan ex drogadictos de edades algo más avanzadas que los nuevos consumidores.

Los jóvenes comienzan a fumar y a consumir alcohol los fines de semana a edades cada vez más tempranas, rondando los 14 ó 15 años. En cuanto a las drogas ilegales, el inicio en el consumo de cannabis ronda los 17 años y la cocaína los 20.

Comentarios