En otoño del próximo año comenzarán las obras de peatonalización de la calle Mayor de Jaca

La Comisión de Seguimiento del Casco Histórico de Jaca ha conocido el avance del proyecto de peatonalización de la calle Mayor, elaborado por el arquitecto José Miguel Sancho, en el que se recoge una intervención global dividida en tres partes que hacen referencia a las conducciones subterráneas, al tratamiento de superficie y a la renovación del alumbrado. A principios del próximo año 2.003 estará finalizado el proyecto y las obras comenzarán en otoño. La inversión prevista ronda la cifra de un millón 200 mil euros y se financiará mediante un convenio con el Gobierno de Aragón.

El avance del proyecto contempla un tratamiento de superficie para la calle Mayor en el que se recupera parte del adoquín existente y en la parte central, desde la calle del Carmen hasta la de Escolapios, se combinará el granito rojo y negro flambeado. Además, se realizará una renovación total del alumbrado público, según ha indicado el presidente de la Comisión del Casco, Enrique Villarroya.

En los próximos días se volverá a reunir la Comisión del Casco Antiguo para aportar sugerencias o modificaciones a este avance del proyecto, que posteriormente se expondrá dos meses en el Palacio de Congresos para que los vecinos de la ciudad lo conozcan y aporten también sus propuestas.

A principios del próximo año 2.003 está previsto que esté concluido el proyecto definitivo, para comenzar las obras en el otoño, intentando que perjudiquen lo mínimo posible al desarrollo normal de la actividad de la calle Mayor.

El presupuesto necesario para peatonalizar la calle Mayor asciende a un millón doscientos mil euros ( 200 millones de pesetas ), que se financiarán mediante un convenio al 50 por ciento entre el Ayuntamiento de Jaca y la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Aragón.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Jaca ha contratado a una empresa para explorar el subsuelo y determinar si hay restos arqueológicos en la zonas en las que se quieren llevar a cabo obras de remodelación, entre ellas las plazas de San Pedro, Catedral y Ripa, que cuentan ya con un proyecto aprobado para su peatonalización. Varios técnicos de la empresa ?Arqueoradar? han realizado los trabajos con radar, cuyos resultados se conocerán en las próximas semanas.

Este sistema permite establecer la existencia o no de restos arqueológicos y la profundidad aproximada en la que se encuentran, aunque igualmente hay que llevar a cabo las obligatorias catas arqueológicas cuando comiencen las obras.

Comentarios