Avanza el Plan Nacional de Regadíos en el Alto Aragón

Todas las iniciativas previstas en el Plan Nacional de Regadíos, vinculadas con los denominados riegos sociales, se encuentran, en el momento presente, en fase de ejecución del anteproyecto. En el caso de la Hoya de Huesca, en donde se transformarán 8.000 hectáreas de secano en regadío, los trámites están pendientes del inicio de las obras de Biscarrués, en el río Gállego. También se producen avances en los nuevos regadíos de interés nacional.

Unos meses más tarde de la puesta en marcha del Plan Nacional de Regadíos, los proyectos vinculados con la provincia de Huesca, en el capítulo de regadíos sociales, se encuentran en fase de ejecución del anteproyecto. Éste será presentado ante la Confederación Hidrográfica del Ebro para la correspondiente concesión de caudales. También se hará la evaluación de impacto ambiental para la posterior apertura del periodo de información pública. Todos estos trámites conducirán a la redacción del proyecto definitivo.

En el caso de la Hoya de Huesca, todos los pasos que se han de dar están bloqueados al depender de las obras del embalse de Biscarrués. Las 8.000 hectáreas que se crearán de regadíos sociales están vinculadas a los 50 hectómetros cúbicos que se extraerán del sistema de Riegos del Alto Aragón una vez que esté en funcionamiento la regulación del río Gállego. Por este motivo, y ante la posibilidad de que los cálculos de zonas regables que se hagan ahora pudieran ser modificados más adelante, se está a la espera de que se inicie Biscarrués.

En referencia a los nuevos regadíos de interés nacional, avanzan los trabajos relativos a los planes coordinados, ya que se han de modificar las zonas regables para encajarlas en el mapa junto con las Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPAS). Estamos hablando de los proyectos que se van a ejecutar en Monegros II y Bardenas.

Comentarios