El 0.47% de los afiliados a al Seguridad Social en Huesca son extranjeros

Los extranjeros son casi la mitad de los nuevos afiliados al Seguro en nuestro país, y Aragón es una de las cabeceras en este sentido. En Huesca, el 0.47% de los trabajadores afiliados a la Seguridad Social proceden de otros países. En cuanto a las solicitudes de empleo, ascendieron a más de 6.000, de las que la mitad se hicieron en Huesca.

Aragón es una de las comunidades autónomas con mayor número de inmigrantes, lo que se refleja en las afiliaciones a la Seguridad Social, que se han incrementado de forma importante en el último año. El fenómeno de la inmigración está ayudando a sanear las arcas de la Seguridad Social. Para que éstas afiliaciones continúen en aumento, deben concederse permisos de trabajo. El número total de personas que, en posesión del permiso de residencia, solicitaron el de trabajo en Aragón es de 6.268, de los que 3.326 lo hicieron en el Alto Aragón.

Pero los afiliados no son los únicos extranjeros de Huesca. Los últimos datos sobre inmigración reflejan que en la capital oscense viven 1581 inmigrantes, lo que supone un 3,33% de la población total. La mayor parte son hombres de entre 25 y 44 años procedentes del África Subsahariana y América latina. En cuanto a las mujeres, casi el 45% son sudamericanas.

Los inmigrantes son mayoritariamente de América Latina y el África Subsahariana, seguidos de cerca por la Europa extracomunitaria y el Magreb. El resto son estadounidenses, asiáticos y miembros de los países de la Unión Europea.

Los inmigrantes que viven en Huesca se pueden clasificar, de forma global, atendiendo a dos perfiles. Por un lado, los hombres de entre 34 y 40 años, que llevan una década en nuestro país y están totalmente integrados. Cuentan con un círculo familiar semejante al de cualquier altoaragonés de su edad.

Por otro, hay un segundo perfil destacado que engloba a los hombres jóvenes de entre 20 y 30 años, que llevan poco tiempo en Huesca y se encuentran en un proceso de integración. En un plazo breve, estos inmigrantes podrían beneficiarse de la reagrupación familiar y traer a sus padres o hijos. Esta reagrupación es posible para ambos siempre y cuando no se encuentren en edad laboral, es decir, que sean menores de 16 años o mayores de 65. En el caso de Huesca, la reagrupación es frecuente con los hijos, pero no con los padres y se da más habitualmente entre los inmigrantes subsaharianos.

Comentarios