Villanúa refleja en su programa festivo la situación del románico en el Valle del Aragón

Hasta este domingo Villanúa celebra sus fiestas en honor a la Natividad de Nuestra Señora, combinando actividades tradicionales y lúdicas para todas las edades. El programa festivo de la localidad se aprovecha para mostrar el estado ruinoso en el que se encuentran dos de las Iglesias románicas de su término municipal, como son la de San Pedro de Cenarbe y San Vicente de Aruej.

Las fiestas comenzaban el jueves. Hasta el domingo se sucederán los diferentes campeonatos, concurso de disfraces, toros de fuego y sesiones de baile.

El sábado durante todo el día se disputa la IV Puyada popular a Collarada, con salida desde Sabiñánigo, organizado por GMS. En esa misma jornada Villanúa celebrará el espectáculo musical ?Bravo por la música? o disfrutará de una colección de fuegos artificiales en el Parque Nuevo.

Francisco Brunet y Elena Terrén, miembros de la Comisión de Fiestas, han destacado algunas de estas actividades, señalando que cada año es más complicado introducir cosas nuevas.

El día grande de las fiestas de Villanúa será el domingo, festividad de la Natividad de Nuestra Señora. La jornada comenzará al mediodía con la misa cantada por la Rondalla Estampa Baturra, grupo que por la tarde ofrecerá un festival de jotas. El vermut popular, el campeonato de tiro al plato y la sesión de baile nocturna completan el programa de la última jornada de fiestas, que finalizará con la traca.

Francisco Brunet ha indicado que cada año se intenta que el programa de fiestas ?sea de cierta utilidad, recogiendo fotos y artículos como los que aparecen este año que hacen referencia al mal estado en el que se encuentran las Iglesias románicas del Valle del Aragón, solicitando su rehabilitación, o el referente a la Cueva de las Güixas, recurso dinamizador para la localidad?.

Comentarios