Los minutos de la basura

Luis Laiglesia

Los aficionados al baloncesto conocerán que este es un término que se refiere a los tres primeros cuartos de un partido de básquet, viniendo a significar que todo se juega, en realidad, en el los últimos 15 minutos.

El termino, por las fechas en las que nos encontramos, bien podría aplicarse a la actualidad política. Entramos en el momento de la verdad, ya que estamos a 9 meses de una elecciones municipales y autonómicas, nueve meses para dar el último apretón que permita aprobar a unos y, por supuesto, suspender a otros. Los nervios son evidentes, y también lo serán los desmarques de algunos partidos que, formando coalición de gobierno, dejarán bien claro su hecho diferencial. Izquierda Unida ha sido el primero en romper el hielo, primero en el Gobierno de Aragón con su salida airada de un tripartito que todos preveían complicado en tiempo y forma. A posteriori han llegado algunas declaraciones nada cómodas para el equipo de gobierno del Consistorio Oscense, sino recordemos lo que desde la coalición de izquierdas se ha dicho de la problemática del Colegio Sancho Ramírez o el torpedo que lanzó el Concejal Jesús Pérez Navasa al proyecto del Palacio Multiusos.

Hasta dónde puede llegar esta situación nadie lo sabe, lo cierto es que entramos en un período sensible en el que hay que discutir de cosas tan complicadas como un Plan General de Ordenación Urbana, y en las que un grupo como Izquierda Unida tiene mucho que decir. Cierto es que no hay diferencias en el tripartito en las líneas básicas del Plan, pero a la hora de descender al detalle los discursos son muy diferentes según el interlocutor que tengamos enfrente. Digamos que hay determinados aspectos que para IU son innegociables y que pueden significar un verdadero escollo para que en el Ayuntamiento sigan gobernando tres partidos.

Comentarios