El transporte escolar sigue sin solución

A cinco días de que comience el curso, el conflicto del transporte escolar sigue sin solucionarse, con lo que 10.500 alumnos siguen sin saber cómo irán el primer día a clase. Tras siete horas de intensas conversaciones, Educación y los transportistas aragoneses han acercado posturas pero sin llegar todavía a ningún acuerdo. Ambas partes decidían aplazar las negociaciones que tienen previsto retomar entre hoy y mañana.

De momento, los representantes de los empresarios del sector han explicado a los responsables de Educación que el decreto del Ministerio de Fomento sobre las medidas de seguridad en el transporte de viajeros les había llevado en muchos casos a una situación insostenible. Por ello consideran lógico que el Gobierno aragonés tenga en cuenta los desembolsos realizados para adecuar los autobuses a la hora de fijar la tarifa de este año de las rutas escolares. Los transportistas intentan demostrar que las cuentas ?no les salen", y los responsables de la DGA han expresado su sensibilidad.

Uno de los puntos pendientes es el de la figura del acompañante que debe viajar en el autocar junto a los niños, algo que sólo ocurre en determinadas rutas. Los transportistas quieren detallar claramente hasta qué punto deben ellos encargarse de la contratación del monitor y en qué condiciones. Asimismo, también existen dudas sobre la cualificación que debe tener el acompañante, ya que el decreto del Ministerio de Fomento aclara que sólo en los traslados de alumnos con necesidades educativas especiales se exigirá la titulación de monitor de tiempo libre. Es por ello, que los transportistas no están de acuerdo con la idea de que el título sea obligatorio para todos los acompañantes, una posibilidad que sí había contemplado la consejería.

Comentarios