PAR: "La ampliación del minitrasvase a Barcelona vulnera los principios de la política europea de aguas"

El Partido Aragonés ha presentado en la Agencia Catalana de Agua (ACA) las alegaciones a la ampliación del ministrasvase del Ebro a Barcelona, en las que pide la retirada del proyecto, al entender que vulnera distintas directivas comunitarias.

El secretario general del PAR, Víctor Longás, y el vicepresidente, Luis Estaún, han presentado en el registro de la ACA el documento con las tres alegaciones del PAR al proyecto de conexión de las redes del Consorcio de Aguas de Tarragona, que fue publicado el pasado 5 de agosto en el diario Oficial de la Generalitat de Cataluña, y que pretende la ampliación del ministrasvase hasta Barcelona.

El PAR apunta, según plasma en sus alegaciones, que este proyecto ?vulnera seriamente los principios que inspiran la actual política europea en materia de agua?, fundamentalmente los recogidos en la Directiva de Agua, así como las directivas relacionadas con la protección de aves y de estudio de impacto ambiental.

ALEGACIONES

El Partido Aragonés entiende que el proyecto no se ha diseñado teniendo en cuenta la Directiva de Agua y no persigue los objetivos fundamentales de conseguir un desarrollo racional y sostenible de los recursos hidráulicos, ni la protección del estado ecológico de las aguas. Su finalidad -considera el PAR- es trasvasar sin incluir ninguna medida efectiva de contención de la demanda, infringiendo de esta manera los principios de unidad de cuenca y de gestión racional de los recursos naturales. En este contexto, el PAR señala que el proyecto pretende llevarse a cabo sin realizar un estudio serio y riguroso del estado ecológico de las aguas en la cuenca del Ebro.

Asimismo, en esta alegación relacionada con vulneración de la Directiva de Agua, el PAR cuestiona los argumentos económicos del proyecto, que ?no justifican, según apuntan, una demanda solvente en relación a la recuperación de costes de los servicios relacionados con el agua?.

La segunda alegación está relacionada con la vulneración de la Directiva 1979/409/CE relativa a la conservación de aves. El PAR entiende que el proyecto afecta a zonas de nidificación de aves protegidas al pasar por espacios catalogados ZEPA y LIC, lo que supone, a juicio del PAR, una irresponsabilidad por parte de las autoridades catalanas.

La tercera alegación de los aragonesistas está basada en la carencia de un estudio de impacto ambiental y su posterior evaluación, como requiere la Directiva Comunitaria 1985/337/CE. En definitiva, el PAR concluye pidiendo la retirada del proyecto.

Comentarios