El desdoblamiento de Danzantes cumple el calendario previsto.

La construcción del desdoblamiento de Avenida de los Danzantes va según el ritmo previsto, por lo que en la primavera de 2003 será una realidad, a pesar de que ha habido que variar algún elemento del proyecto original.

La ejecución de esta obra supondrá una importante mejora para la circulación del tráfico urbano entre la A-131 y la N-240, la carretera de Sariñena y la de Barbastro. Se trata de dotar a la Avenida de los Danzantes de dos nuevos carriles, además de un nuevo puente sobre el río Isuela, del que partirá un ramal que irá a parar a la carretera de Barbastro. Este último elemento sufrirá una variación respecto al proyecto original, ha señalado el Director General de Carreteras, José Luis Abad.

Se construirán, además, dos nuevas rotondas, una a la altura del camino de las Balsas de Chirín y otra en el cruce con la calle Obispo Pintado, lo que dotará de mayor fluidez al tráfico de la zona.

Los trabajos están valorados en casi 997.000 euros. Hasta el momento se ha procedido a la consolidación de la plataforma sobre la que se habilitarán dos nuevos carriles. Cada uno de ellos tendrá 3 metros, además de otro de aparcamiento de 2 metros y un carril-bici de 2,5 metros más y un espacio libre de 2,5 metros para el tramo desdoblado. Todo ello hace una plataforma de algo más de 13 metros. Esta calzada se separará de la ya existente mediante una anchura variable de entre 4 y 2 metros, en la que se ubicará el alumbrado. En la ya existente se reperfila su plataforma, formada por dos carriles de 3 metros, un carril de aparcamiento de 2 metros y una acera de 4 metros de anchura. En cuanto a la señalización, se prevé la sustitución de toda la señalización vertical por una de tipo reflexivo.

Comentarios