La Guardia Civil mejora su servicio de rescates para afrontar las más de 300 intervenciones anuales

Los Grupos de Rescate Especialista en Intervención de Montaña (GREIM) nacieron en 1.981 y se crearon con el fin de poder socorrer a los accidentados en los sitios más recónditos en el medio natural. En la provincia de Huesca hay cinco unidades distribuidas en Benasque, Boltaña, Panticosa, Jaca y Huesca. Cuentan con el apoyo de la Unidad de Helicópteros (UHEL-41) y con los médicos especialistas en medicina de urgencia en montaña. Disponen de un importante material humano y también técnico para moverse por zonas muy complicadas del Pirineo. En los últimos años, los rescates se han incrementado de forma alarmante por la falta de experiencia, imprudencias y desconocimiento de la zona en la que se transita.

El rescate en montaña requiere de una gran coordinación y participación de efectivos. Una vez se recibe el aviso procedente de la Central o del 112 es fundamental que los efectivos de rescate de la Guardia Civil se pongan en contacto directo con el accidentado o denunciante, siempre que se pueda, con el fin de confirmar la situación del accidente, la gravedad de los heridos o por ejemplo las condiciones meteorológicas. Tras la confirmación de estos detalles, los miembros de estas Unidades que están de retén valoran la gravedad y urgencia de la situación, así como los medios más idóneos para afrontarla, tanto el transporte que van a utilizar, como los que van a emplear para la evacuación y la estabilización de los posibles heridos.

Normalmente, un rescate se afronta por el personal de la Unidad que cubra esa demarcación y lo coordina el más caracterizado de los especialistas que formen el retén. Si el personal de una Unidad necesitase ayuda de más efectivos ?caso de grandes avalanchas, búsquedas, cavidades...-, el Jefe del Área es quien asume la coordinación de todo el rescate, evaluando la distribución de medios humanos y materiales.

Como posibles acompañantes civiles, sólo se contempla la asistencia de los médicos pertenecientes al Servicio Aragonés de Medicina de Urgencia en Montaña. Estos han recibido formación en montaña impartida por el Servicio de Montaña de la Guardia Civil. En la actualidad estos médicos acompañan a los especialistas en todos los rescates realizados con helicóptero y en algunos efectuados a pie.

Los especialistas de las Unidades de Montaña no tienen como única misión el socorro en montaña o en zonas de difícil acceso, sino que además se ocupan de otras tareas como el servicio de orden público o la protección inmediata de personalidades en las estaciones de esquí; la vigilancia en las zonas montañosas más frecuentadas; garantizar la seguridad y cumplimiento de la legislación vigente en zonas de alta montaña; colaborar con otras entidades como Protección Civil o la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos; o la instrucción de diligencias y realización de informes a requerimiento de la Autoridad Judicial.

Las unidades de rescate de la Guardia Civil realizaron en el pasado año 284 rescates. Las estadísticas recogieron 15 victimas mortales, las mismas que en el mismo periodo de 2000. Los heridos fueron 222. Este último año ha sido el que más intervenciones se han realizado en la provincia de Huesca desde la creación del servicio.

Comentarios