Exposiciones y jornadas divulgarán la figura de Ana Francisca Abarca de Bolea

El Ayuntamiento de Huesca, la DPH y la DGA desde distintas áreas y diversos estudiosos trabajarán durante este año para la divulgación de la figura de Ana Francisca Abarca de Bolea. Se ha elegido esta figura, además de por su importancia en la vida cultural altoaragonesa, porque se cumplen 400 años de su nacimiento.

Esta literata, que compartió tertulias con los grandes hombres de letras de su época, fue además monja cisterciense en Santa María de Casbas y abadesa durante cuatro años en este mismo monasterio. Ahora, cuando se cumple el cuarto centenario de su nacimiento, Huesca quiere recordarla y dar a conocer un poco más de su labor, olvidada en muchas ocasiones.

Una de las personas que más a fondo ha estudiado la figura de esta mujer, la profesora Angelines Campo, la describe como una monja en contacto con todas las realidades de su época.

Desde la organización se han programado acciones marco como jornadas de divulgación de su figura desde su contexto histórico y desde el actual, tratando los aspectos literarios, económicos y sociales, así como ponencias, exposiciones y visitas culturales.

Las fechas de los actos, que finalizarán el 19 de abril de 2003, día del nacimiento de Ana Francisca Abarca de Bolea, todavía no están cerradas pero el comité organizador se reunirá en breve para ultimar los detalles. Como colofón final a los actos del cuarto centenario de su nacimiento, se intentará que la conferencia de clausura tenga lugar en Casbas.

Además de fomentar el conocimiento de los ciudadanos de esta figura, se pretende desarrollar una mayor investigación a cerca de la literata aragonesa que, a pesar de haber nacido en Zaragoza, su vida transcurrió a través de casi todo el siglo XVII, en el monasterio ciscerniense de Casbas, donde ingresó cuando tan sólo contaba tres años.

Comentarios