División de opiniones para el futuro recinto peñista

El local peñista continúa siendo la principal preocupación de los cada vez más numerosos socios de las cinco peñas recreativas. En principio desde hace meses unos y otros, ayuntamiento, peñas y barrios, hablan del posible traslado del recinto de Martínez de Velasco al Polígono 29, junto a las Ferias.

La mayor parte de las peñas coinciden en que esa ubicación no es la más idónea ya que se encuentra muy alejada del centro de la ciudad, donde está visto que oscenses y peñistas prefieren vivir las fiestas. De hecho, el malestar por ese futuro traslado ha quedado reflejado durante las fiestas en pancartas de peñas como la Zoiti o Los que faltaban.

Pero también entre las propias peñas existe disparidad de opiniones. Y es que hay que tener en cuenta que tres de las cinco peñas cuentan con local propio y no le hacen ascos a la posibilidad de que los socios acudan allí en San Lorenzo, de modo que la fiesta en lugar de concentrarse en un único punto estaría dispersa en varios lugares de la ciudad. Una opción que tendrán que estudiar los socios y las juntas de cada una de las peñas tal y como explicaba el presidente de la peña La Parrilla, José Luis Rivas.

Por su parte, la peña Alegría Laurentina va a seguir apostando por mantener una programación propia en su local del Jai-Alai. El hecho de contar con un local propio hace que esta peña no considere imprescindible el traslado al Polígono 29, aunque tampoco se oponen al mismo.

Sin embargo, hay otras peñas que apuestan por mantenerse unidas durante la fiesta en un mismo lugar. Desde Los que faltaban se insiste en que para las peñas sería mucho más fácil intentar convencer a sus socios del traslado si el nuevo recinto cuenta con unas condiciones mínimas.

Otras peñas como la Diez de Agosto, no ven ningún inconveniente en ese traslado ni consideran que el nuevo recinto esté alejado, si se cumple con el compromiso de entregar el local en buenas condiciones.

En definitiva, que pese a la división de opiniones las cinco peñas coinciden en un argumento: la necesidad de zanjar esta polémica para las próximas fiestas. Para todas este asunto es un planteamiento de futuro y por eso hay que evitar que cada nuevo equipo de gobierno que entra en el Ayuntamiento pueda condicionar las fiestas y su desarrollo.

Comentarios