Los hosteleros de la provincia confían en la mejora del tiempo para salvar la temporada estival

Tercer fin de semana de agosto. Pasadas ya las fiestas de San Lorenzo la capital oscense deja de ser el centro de las miradas y cede el testigo al resto de poblaciones de la provincia. Turismo, ocio, deporte, fiestas y festivales componen la oferta destinada a los miles de turistas y visitantes que se han dejado caer por estas latitudes.

En lo que al turismo se refiere, nuevamente El Parque Nacional de Ordesa y San Juan de la Peña se llevan la palma. Son sin duda los puntos más visitados de nuestra geografía. En el primero, la afluencia turística, con algo más de 650.000 visitantes anuales, se concentra esencialmente en Torla, puerta del valle de Ordesa. Uno de los mayores problemas que presenta la gestión de este Parque Nacional es la concentración de visitas en los meses estivales, especialmente evidente en el valle de Ordesa, con cerca de 65.000 personas en julio, 90.000 en agosto y más de 30.000 en septiembre.

En relación con otros años, el número de visitantes ha bajado aproximadamente un 30%, aunque los hosteleros creen que van a poder salvar la temporada si continúa el buen tiempo.

La afluencia de visitantes al parque, que es el macizo calcáreo más alto de Europa occidental, está siendo este verano similar a los últimos años. En total, durante el verano, 6000 personas visitan cada día este parque. Sin embargo, pese a que las 15.600 hectáreas del parque tienen una capacidad máxima de 1.800 visitantes éste no está siendo forzado en cuanto a su capacidad, ya que son muchos los turistas que sólo permanecen en él unas horas.

Por su parte, en San Juan de la Peña están satisfechos por cómo ha ido esta temporada y por el grado de satisfacción que han mostrado los visitantes. Pese al mal tiempo el número de turistas se consolida día a día.

El gerente de San Juan de la Peña, José Lalana, ha acusado al Ayuntamiento de Jaca de torpedear el proyecto de rehabilitación del monasterio nuevo y su entorno, en el que el Gobierno de Aragón tiene prevista una inversión de 2.200 millones de pesetas, 13.000 millones de euros para este enclave turístico de la provincia. Un proyecto con el que se crearían cerca de 70 puestos de trabajo estables.

Otro punto de la provincia que ahora mismo cuenta con un gran número de visitantes es Aínsa, ya que allí se está celebrando la edición número 11 del Festival Castillo de Aínsa, que empezó el 26 de julio y termina esta noche. La ocupación en esta zona del Pirineo ronda el 80%.

Comentarios