Ocho jóvenes han perdido la vida en las carreteras altoaragonesas en el último mes

Los meses de julio y agosto están resultando de los más siniestros de los últimos años en las carreteras altoaragonesas y especialmente las víctimas mortales y heridos graves son jóvenes. Hasta el momento, ocho menores de 25 años han fallecido en accidentes de tráfico. Salillas, Binéfar, Barbastro, Biescas, Ballobar o Benasque son algunos de los puntos de la provincia donde se han registrado estos accidentes mortales. El cansancio, los despistes, el exceso de velocidad, el alcohol,... son causantes de la mayor parte de los accidentes en los que se ven involucrados los jóvenes, los cuales, según se apunta desde la Dirección General de Tráfico, arriesgan más, sobre todo cuando hablamos de las ?horas de marcha?.

Datos que podemos aportar en el cierre de la Operación Especial 15 de agosto, que ha registrado en el Alto Aragón momentos de especial intensidad circulatoria en las carreteras de retorno del Pirineo y en la travesía de Monzón, en la N-240. Este verano está resultando bastante problemático en la red viaria altoaragonesa y se ha incrementado considerablemente la siniestralidad con 12 muertos en el mes de julio. Recordamos que el año pasado, sólo en agosto, se registraron más de 70 accidentes, con un trágico balance de 13 muertos y más de un centenar de heridos. Respecto a los pasados años, desde 1998 no se vivía un agosto tan fatídico en las carreteras altoaragonesas. En aquella ocasión fueron 8 muertos y 132 heridos.

Ante la problemática existente en torno a los accidentes de tráfico en fechas señaladas como fiestas patronales y fines de semana, ayuntamientos y mancomunidades trabajan en la puesta en marcha de autobuses que trasladan a los jóvenes a las fiestas de los pueblos cercanos a sus lugares de residencia y es que un 27% de las víctimas y heridos en accidentes son menores de 24 años. 271 jóvenes se vieron involucrados en los accidentes registrados el pasado año en la provincia de Huesca, bien como ocupantes o como conductores de los vehículos. A pesar de este alto índice de menores, es a partir de los 25 años cuando se incrementan las cifras de víctimas y heridos. La estadística que ha elaborado la Jefatura Provincial de Tráfico recoge más de un millar de heridos en 2001. De ellos, 271 son menores de 24 años.

Recordamos que el Gobierno de Aragón emprendía una campaña de sensibilización social, ante la proximidad de fiestas patronales en numerosos pueblos de Aragón, para evitar la combinación coche-alcohol, mezcla con fatales resultados finales como ocurrió, por ejemplo, en las pasadas Fiestas de la Vaquilla de Teruel.

La Comisión Europea también quiere poner en marcha un proyecto, de aquí al año 2010, que permita reducir a la mitad estos accidentes y así rebajar los costes que ello supone, tanto en perjuicios físicos como morales, de las víctimas y sus familiares, al margen de las elevadas cantidades económicas que cuesta a la Seguridad Social las atenciones y rehabilitación de los heridos.

Comentarios