Verano de sequía en el Alto Aragón

Las temperaturas y el tiempo inestable no son habituales durante el mes de agosto, pero tampoco son tan raros. Expertos en meteorología, han explicado que cada cuatro o cinco años se viven en agosto temperaturas bajas pasando del frío al calor en unas horas. El verano 2002 se va a recordar por su sequía, inestabilidad y preocupación en varios sectores sociales ya que si las lluvias no llegan pronto las consecuencias pueden ser muy negativas.

Es lo que ha ocurrido este verano que se ha convertido en uno de los más fríos de los últimos años , pero también uno de los peores en cuanto a precipitaciones, lo que esta provocando una dramática situación en el campo, en las empresas de turismo activo y en la reservas de agua.

Como adelantaba esta redacción a principio de mes , con el aumento de población en el Pirineo, piscinas, riegos y escasez de lluvias, en algunos pueblos sus fuentes dejaron de suministrar agua y en algunos casos los camiones cisterna están abasteciendo el suministro de boca.

En la capital, Huesca, tan apenas ha llovido y el registro en estos 20 días no supera los 5 litros por metro cuadrado. En el Pirineo, Formigal en lo que llevamos de año, siete meses han estado por debajo de las cifras del año pasado. Sin embargo en Agosto , las tormentas han provocado un aumento de los registros y en lo que llevamos de mes se han recogido 106 litros/m2 de los cuales 56 corresponden a un solo día .

MÍNIMOS HISTÓRICOS EN LAS RESERVAS DE AGUA EN HUESCA

La reserva de agua embalsada en la cuenca del Ebro se sitúa en 3.365 hectómetros cúbicos, lo que representa un 51,7 por ciento de su capacidad total. El pasado año la situación era de 4.229 hectómetros cúbicos, un 65 por ciento de la capacidad de embalse. Los datos de esta temporada son inferiores incluso si los comparamos con los últimos 5 años.

Por poner algunos ejemplos de la escasez de precipitaciones habida en los últimos meses, el embalse de Vadiello, del que se abastece la ciudad de Huesca, cuenta con tan sólo 3 hectómetros cúbicos de agua, un 19 por ciento de su capacidad de almacenamiento, lejos del 63 por ciento del año 2001. El embalse de Arguis se encuentra, además, prácticamente vacío.

En el sistema de Riegos del Alto Aragón, en el Cinca, El Grado cuenta con un 66 por ciento de reservas, mientras que Mediano se sitúa en un 21 por ciento. En el caso de La Sotonera, que se alimenta de las aguas del río Gállego, se encuentra al 26 por ciento de su capacidad.

La situación en el sistema del Canal de Aragón y Cataluña aún es más negativa ya que el embalse de Barasona sólo cuenta con 31 hectómetros cúbicos de agua. Está al 34 por ciento.

La escasez de reservas hídricas en los embalses de la provincia de Huesca ha llevado a que se hayan introducido restricciones de agua tanto en el sistema de Riegos del Alto Aragón como en el Canal de Aragón y Cataluña.

LA CANTIDAD DE LLUVIA RECOGIDA EN ESPAÑA HA CAÍDO UN 5% EN LOS ÚLTIMOS 60 AÑOS

Según los datos del INM, desde 1940, según un informe del meteorólogo de la Cadena SER Florenci Rey la cantidad de lluvia recogida se ha reducido un 5,5 por ciento de media en nuestro país.

No en todas las zonas se aprecia este descenso. Por ejemplo en Galicia, las Comunidades Cantábricas y los Pirineos las precipitaciones han crecido casi un 3%. Pero en determinadas zonas como la Cuenca del Duero el descenso ha sido casi del 10%. La situación más alarmante es la de las cuencas del Júcar y el Segura donde la cantidad de lluvia ha caído descendido en un 12%.

Comentarios