Los padres del Sancho Ramírez reclaman soluciones para las deficiencias del centro

Goteras, humedad, mal estado de los aseos, escaleras resbaladizas, paredes muy deterioradas son sólo algunas de la larga lista de deficiencias con las que cuenta el colegio viejo de Sancho Ramírez. A estas hay que añadir un patio de recreo demasiado pequeño, de tan sólo 20 por 20 metros, que en el curso pasado llegaba a albergar a más de 200 niños simultáneamente. Un espacio en el que es habitual que se produzcan accidentes graves.

Estamos hablando del colegio más masificado de toda la provincia, por lo que nos padres no entienden que el centro albergue además entre sus paredes el Centro de Profesores y Recursos y el Museo Pedagógico.

Cada comienzo de curso, el Sancho Ramírez se enfrenta a dos problemas que de momento siguen sin tener respuesta: la falta de espacio y la saturación de alumnos. Dos cuestiones que la consejería de Educación ha prometido subsanar con la construcción de un nuevo colegio en el Polígono 29.

Sin embargo, los padres no ven muy clara esta opción ya que en esta parte de la ciudad se han proyectado más de 1.400 viviendas con lo que la población infantil aumentaría considerablemente. En este sentido también desde IU se ha criticado la falta de previsión de la consejería.

Desde la consejería se niegan estas acusaciones de falta de previsión y se afirma que se está esperando a que el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca ponga a disposición del Gobierno de Aragón el terreno para empezar a construir. Algo que sin embargo se va a ver retrasado en el tiempo ya que el concejal de Urbanismo, Jesús Pérez Navasa, ha comunicado hoy al director provincial que la posibilidad de entrar en el solar para que comiencen las obras se retrasa hasta mayo de 2003.

Por otro lado, en opinión de los padres, el nuevo centro no solucionaría nada ya que quedaría muy apartado del barrio, con la peligrosidad añadida de que los niños para ir al colegio deberán cruzar el desdoblamiento de Avenida de Danzantes.

Desde la Asociación de Madres y Padres del Colegio Sancho Ramírez se apuesta por aprovechar las instalaciones de la Antigua Residencia Lorenzo Loste para descongestionar el Sancho Ramírez.

Junto a esto, IU apunta también otras posibilidades como la realización del nuevo aulario, que el Sancho Ramírez deje de ser el colegio de concentración de los alumnos de los pueblos de alrededor.

Comentarios