Los apartamentos y las viviendas turísticas completan la oferta de turismo rural de la provincia

Hoteles, pensiones, casas rurales, camping... La oferta se completa con los apartamentos y las viviendas turísticas. Estos alojamientos, gestionados por agencias, son numerosos en la provincia y rentables, sobretodo en la zona pirenaica, durante el verano y el invierno.

La diferencia entre los apartamentos y las viviendas turísticas es básicamente técnica. Mientras los primeros están en un único bloque donde todas las viviendas están destinadas al alquiler, los segundos no tienen por qué pertenecer al mismo edificio. A efectos legales, también se contemplan algunas diferencias.

La ventaja de estos alojamientos frente a los hoteles es una mayor libertad para entrar y salir ya que el cliente recoge las llaves a su llegada y las entrega cuando se va. El precio incluye los servicios habituales y el mismo derecho a utilizar las instalaciones que el resto de los vecinos, sean o no propietarios del inmueble.

En ocasiones, al igual que en los hoteles, los clientes se sienten engañados porque la ?foto? que se muestra en la agencia de viajes no se corresponde con la realidad. Juan Gracia, responsable de una empresa de apartamentos, señala que el texto de los folletos responde a la realidad, pero no siempre las fotos. Sin embargo, asegura que muchos de los clientes no se molestan en informarse de los servicios que se les ofrecen.

El verano atípico que estamos viviendo se ha dejado notar en el turismo, aunque la ocupación rural ha sido alta. Los meses de julio y agosto han presentado irregularidades respecto a lo previsto por los promotores, que esperaban colgar el cartel de ?lleno? y, aunque algunas semanas lo han logrado, no todas las esperadas. Por ello, no se atreven predecir cómo será septiembre.

Los apartamentos y viviendas turísticas pirenaicas cuentan con la ventaja de ser rentables tanto en invierno como en verano gracias a los deportes de aventura. Durante el invierno, las mayores demandas proceden del País Vasco mientras que en verano son andaluces, murcianos y catalanes los que más nos visitan.

Comentarios