El turismo rural en auge en el Alto Aragón

A pesar del tiempo inestable de este verano, el auge del turismo rural se refleja en una alta ocupación durante los meses de julio y agosto de los más de 4.500 alojamientos con los que cuenta la provincia. Los que más nos visitan este año son catalanes, desbancando a los altoaragoneses que ocupaban este puesto el pasado verano. En cuanto a las comarcas, la mayor oferta se encuentra en el Sobrarbe.

La oferta de turismo rural de la provincia se ha incrementado en un 7% respecto al mismo periodo del año anterior. Los alojamientos, que ascienden a 4.597, ofrecen cada vez mayores comodidades.

Los visitantes que eligen este tipo de turismo son mayoritariamente nacionales, concretamente un 82%. De ellos, el primer puesto en el ranking lo ocupan los catalanes, que este verano han desbancado a los autóctonos. Éstos han descendido hasta el cuarto puesto, detrás de madrileños y valencianos.

En cuanto a los visitantes internacionales, el 68% son franceses, el 16% belgas y el 2% holandeses. Tras ellos se encuentran ingleses, alemanes e irlandeses, así como de otros países no europeos.

Por comarcas, la mayor oferta de alojamientos se encuentra en el Sobrarbe. La segunda y tercera posición la ocupan La Ribagorza y el Somontano. La comarca monegrina, por su parte, ha incrementado de forma significativa su número de alojamientos rurales. La Hoya de Huesca y la Jacetania estarían muy por debajo.

A pesar de la ?crisis? turística que ha afectado a gran parte del territorio nacional a lo largo del pasado mes de julio, desde la Diputación Provincial se valora positivamente la ocupación que ha habido en el Alto Aragón en cuanto al Turismo Verde y Rural. Se ha rozado el 85% de ocupación, siendo un 8% más que el año pasado.

Los datos del mes de julio muestran grandes diferencias entre las dos quincenas. Mientras que durante los primeros quince días de mes las reservas confirmadas descendieron un 1% y el gasto se incrementó en un 2% respecto al mismo ejercicio del año anterior, la segunda quincena registró un descenso significativo de ambos indicadores pero los turistas aumentaron su estancia en un 22%, lo que quiere decir que, a pesar de disminuir el número de visitantes, el gasto fue mayor.

Jose Mª Morera, diputado de desarrollo y medio ambiente de la DPH, se muestra satisfecho ya que el descenso de reservas no es muy elevado y el gasto ha sido mayor.

En cuanto al mes de agosto, los datos referentes a la primera quincena muestran un descenso de un 2% en el número de reservas, pero el gasto se incrementó en un 10%. Los siguientes quince días del mes en curso, los datos son similares. El mes de septiembre no presenta importantes diferencias.

El atractivo de la provincia se centra, especialmente, en las diferentes propuestas culturales, deportivas y sociales con las que cuenta el Alto Aragón durante la época estival.

Comentarios