Exito del encuentro de los trabajadores de la presa de El Grado

Más de mil personas han asistido al encuentro de los trabajadores que participaron en la construcción de la presa de El Grado, organizado por el ayuntamiento de esta localidad, treinta y tres años después de la culminación del pantano. Las obras comenzaron en los años 50, concluyeron en 1969, y supusieron una transformación social en la Comarca del Somontano.

El alcalde de El Grado, Joaquín Paricio, hace balance de la jornada valorando de forma ?muy positiva tanto por la afluencia de personas como por el ambiente que se respira. En están jornada han estado todos unidos por el trabajo que realizaron durante muchos años en la actual presa de El Grado. Estamos muy agradecidos por la invitación que les realizamos?.

Paricio destaca la emotividad de la jornada, ?porque durante más diez años vivieron en El Grado y localidades cercanas, y compartieron muchos momentos de dificultades y alegrías?.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, José Vicente Lacasa, valora la construcción de la presa diciendo que ?es una de la principales obras de regulación. El construir esta presa suponía garantizar el suministro de agua a toda la zona de riegos del Alto Aragón una vez construido el embalse de Mediano. Además tiene otras funciones como pueden ser la producción de energía y prevención de inundaciones?.

Lacasa también felicita al ayuntamiento por la iniciativa ya que ?es una gran satisfacción reconocer el trabajo que realizaron todas las personas que participaron en la construcción. Tengo que felicitar al alcalde de El Grado y a la corporación por la organización de este encuentro?.

Para el presidente de la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, el embalse de El Grado permitió el desarrollo de Riegos del Alto Aragón y ha señalado que ? para nosotros ha supuesto un acontecimiento histórico puesto que sin la presa de El Grado, Riegos del Alto Aragón no sería ni por mucho lo que es actualmente. La presa de El Grado y el Canal del Cinca supuso dar cierta estabilidad a nuestra entidad?.

El ingeniero técnico, José Mª Ortega, que fue uno de los trabajadores de la presa, recuerda aquellos momentos como ?una experiencia inolvidable. Fueron los años más importantes de mi vida profesional, y hoy en día los recuerdo con una emoción extraordinaria. Estoy viendo gente con la que compartimos muchos momentos muy emocionantes?.

Comentarios