El Séptimo día. ¿Qué hacemos los domingos?

La costumbre o creencia de que los días festivos se aprovechan para dormir, ha pasado a la historia. Ahora los aragoneses los utilizamos para realizar las actividades que generalmente no las hacemos durante la semana por que no tenemos tiempo.

Según una encuesta realizada en Europa, los españoles somos los que menos trabajamos durante los fines de semana, tan solo un 25%, mientras que en otros países como el Reino Unido ocurre todo lo contrario, donde casi un 40% trabajan durante los días de descanso. por lo que tenemos más tiempo libre que el resto de los europeos.

Los aragoneses nos levantamos durante el fin de semana, como media a las 9 de la mañana, tan solo los jóvenes suben esta media ya que muchos trasnochan todos los viernes y los sábados .

Para entender un poco sobre este cambio, hemos hablado con Manuel Marco Sociólogo en declaraciones a Radio Huesca Digital:?Se esta dando una ruptura muy grande entre el tiempo de ocio y el tiempo de trabajo. La jornada laboral no da tiempo a nada más, por eso durante los fines de semana, nos llenamos el tiempo con actividades que queremos hacer.?

Pero no todas las costumbres se pierden, después del desayuno que consiste en algo bebido sin más, así lo hacen un 43%, en casa, ya que solo desayunan fuera un 3%, son varias las tareas en las que repartimos el tiempo. Lo primero comprar todo tipo de prensa, así lo hacen un 41%. Generalmente suelen ser dos periódicos los que compramos, uno local o regional y el otro deportivo, aunque mucha gente alterna el deportivo con uno de tirada nacional.

Tras la lectura del periódico, son muchas y muy variadas las actividades que realizamos, desde practicar deporte, pasear con la familia o ir a oficios religioso. Costumbre esta que se está perdiendo - en décadas pasadas era de asistencia obligatoria y en la actualidad tan solo un 19% de los aragoneses acudimos a ellos.

En este apartado de actividades varias, habría que apuntar un dato importante y es que cada vez más realizamos nuestras actividades de ocio sin contar con la familia.

Dentro de las actividades a realizar hay de todos los gustos, algunas más modernas, como la de salir a practicar deportes y otra más tradicional y más arraigada en nuestra tierra que es la de ir a tomar el vermouth.

Aunque Huesca no sea una ciudad como otras de nuestro país que se caracterice por su tradición de pinchos, un 33% de la población va los domingos o días festivos a tomarlo, para eso hemos hablado con Jesús Castro del Restaurante Doña Taberna, que nos decía lo siguiente: ? Huesca ha cambiado mucho, antes si que se iba más de ?tapeo?·, sobre todo cuadrillas de amigos, que salían a tomar chatos de vino. Ahora parece que esta costumbre se está perdiendo.?

Llama mucho la atención a las personas que viene de fuera de nuestra comunidad, nuestra denominación para el ?tapeo?, aquí es vermouth y curiosamente es lo que menos tomamos. Un 48% pide cerveza solo o mezclada, el 18% refrescos y un 16% vermouth. Pero esta denominación viene ya de lejos de cuando nuestros antepasados se juntaban después de ir misa, en el bar del pueblo y casi lo único que había era vermouth con sifón latas de berberechos y espárragos.?

Pero no siempre ha sido así, si nos remontamos cincuenta o sesenta años en el tiempo, veremos que nuestros padres o abuelos, no tenían dos días festivos, para ellos el sábado era un día de trabajo más y el domingo la fiesta la marcaba el campo, su había que sembrar o cosechar, el único momento festivo era el ir a misa, ya que si un domingo alguien no iba, y no estaba más que justificada esa ausencia, podía llegar a ser multado o incluso arrestado por la Guardia Civil.

Los domingos eran también días de amorío para los jóvenes, se dedicaban a como se decía en la época se utilizaban para ? cortejar? o ? festejar?.

Para conocer más profundamente como eran estos domingos, hemos hablado con Manuel Benito antropólogo, y esto es lo que nos contaba: ? Los domingos eran días para pasear chicos y chicas, por el paseo de los novios en el parque o por el paseo de la estación hasta el banco azul y en los pueblos era típico que los mozos y las mozas se reunieran generalmente o en la fuente o en el merendero.?

Comentarios