Ocho candidaturas para el 2010

Una americana, dos asiáticas y cinco europeas compiten en la carrera por colocar los aros olímpicos y el lema de ?ciudad candidata? en sus vistosos logotipos. Tras la decisión del Comité Internacional Olímpico empezará la verdadera final. Cada una ofrece lo mejor de sí misma para alcanzar el mismo objetivo. Ni plata, ni bronce, todas trabajan por el oro.

VANCOUVER (Canáda)

Situada al Suroeste de Canadá, en la costa del Pacífico, Vancouver propone celebrar por primera vez al borde del mar unos Juegos Olímpicos de invierno. Aunque este país ya ha sido, en dos ocasiones, sede de la máxima competición del movimiento olímpico: Montreal?76 y Calgary?88.

Con más de medio millón de habitantes, Vancouver 2010 propone celebrar la competición en la propia ciudad (ceremonias y deportes de hielo) y en Whistler, una de las mejores estaciones invernales de Norteamérica. En estas dos ubicaciones se localizaría una villa olímpica para alojamiento de atletas, que les permitirían llegar en menos de 40 minutos al lugar de competición.

Vancouver tiene que construir pabellones para curling, patinaje de velocidad, pruebas nórdicas, bobsleigh, skeleton y luge; aunque cuenta ya con otras importantes estructuras debido a la enorme tradición de deportes de invierno del país.

ANDORRA LA VELLA (Andorra)

En el Pirineo central, fronteriza con España y Francia, Andorra se presenta por primera vez a la carrera olímpica como sede en solitario. Con poco más de 60.000 habitantes, Andorra plantea una candidatura que busca el equilibrio territorial del país utilizando criterios de servicio a los atletas, conservación medioambiental y buen uso posterior de las instalaciones olímpicas.

Utiliza para ello el territorio andorrano, con la capital y las pistas de El Tarter, y las zonas francesas de La Cerdagne-Capir (biatlhon, esquí nórdico, saltos, combinada nórdica, curling y patinaje de velocidad) y La Plagne (bobsleigh, luge y skeleton). En estos cuatro espacios se ubicarían asimismo los alojamientos de los deportistas, llegados fundamentalmente desde Barcelona, cuyo aeropuerto es soporte importante en esta candidatura.

SALZBURGO (Austria)

Al norte de los Alpes, la ciudad de Salzburgo cuenta con unos 150.000 habitantes, pero la región alpina en la que se encuentra supera el medio millón. Desde esta ciudad austriaca se pretende crear un concepto innovador de Juegos Olímpicos, sumando los valores olímpicos a su bagaje histórico, cultural y musical.

Salzburgo, Amadé y Kitzbühel son destinos muy valorados por los amantes de los deportes de invierno, aunque la historia olímpica de Austria recuerda también los Juegos Innsbruck en los años 64 y 76. En esta ocasión, dos palabras resumen su planteamiento olímpico: seguridad y proximidad.

Se quieren mejorar las infraestructuras ferroviarias y por carretera, aunque los lugares de competición distan entre 1 y 78 km. Por ello se plantean dos villas olímpicas: una en Salzburgo y otra en Kitzbühel. También se construye ya pensando en unos posibles Juegos un pabellón de hielo polivalente que se inaugurará en 2003.

BERNA (Suiza)

Berna, une tradición y modernidad, y presume de ser la capital de Suiza, el país en el que tiene su sede el C.I.O. y donde ya se han celebrado Juegos Olímpicos de invierno en dos ocasiones: Saint Moritz?28 y ?48.

Berna 2010 concentra la competición de hielo en Berna y Fribourg y las disciplinas de nieve en diversas localidades de los Alpes, presentando una implantación compacta de los Juegos, ya que, a excepción de Saint Moritz, todos los lugares de competición están entre 15 y 90 minutos de Berna.

La idea es no construir nada que sea de uso exclusivo de los Juegos, sino aprovechar lo ya existente, mejorando las infraestructuras, y completándolo con escenarios desmontables. En este sentido, su proyecto incide mucho en los aspectos medioambientales para favorecer el desarrollo sostenible. Para el día 24 de Noviembre esta convocado un referéndum para conocer la opinión de los habitantes caso de pasar el corte

HARBIN (China)

Con cerca de tres millones de habitantes, Harbin, en la provincia de Heilongjiang, es una importante ciudad industrial del norte de China en la que tienen gran relevancia los deportes de invierno. De hecho, es un lugar en el que el hielo y la nieve están integrados directamente en su cultura.

China nunca había presentado su candidatura para celebrar unos Juegos Olímpicos de invierno y la primera vez que envió atletas fue en 1980. Sin embargo, sí ha sido elegida sede de los Juegos del 2008, que tendrán lugar en Pekín.

La competición de hielo tendría lugar en Harbin, donde estaría la principal villa olímpica que podrían compartir deportistas y estudiantes. Otra subvilla estaría en Yabuli Olimpic Snow Sports Center, lugar en el que se verían los deportes de nieve. Por su parte, los periodistas se alojarían en hoteles alrededor del Centro de Prensa. Tiene el incoveniente de Pekín que organiza los Juegos de verano de 2008

SARAJEVO (Bosnia)

Sarajevo ya albergó los Juegos Olímpicos de invierno en 1984. Ahora, tras los conflictos bélicos de los últimos años, esta región con capital del mismo nombre se plantea los Juegos como una forma de favorecer la paz y la solidaridad entre los jóvenes y devolver la ilusión a sus habitantes. Para ellos, los Juegos Olímpicos serían también un motor de desarrollo, que permitiría reconstruir infraestructuras existentes y revitalizar la zona.

Los lugares olímpicos se localizan en un radio de 20 km, con el centro en la zona de la villa olímpica de Lukavica. La competición de nieve se celabrará en las montañas de Bjelasnica y Jahorina, donde habría una subvilla.

El proyecto de los Juegos de Sarajevo se enmarca en un Plan de Desarrollo Urbanístico que la ciudad tiene previsto llevar a cabo hasta el 2015. De esta manera, los Juegos Olímpicos de 2010 servirían como motor de desarrollo devolviendo al país su pasado como destino turístico.

PYEONGCHANG (Corea)

Corea celebró los Juegos Olímpicos en 1988, en Seúl. Ahora aspira a organizar la competición de invierno con una candidatura enraizada en la ciudad de Pyeongchang, a dos horas de Seúl, en la región de Gangwon. Esta zona ha sido designada como la idónea para celebrar los Juegos en el 4º Plan Nacional de Desarrollo Territorial de Corea.

Pyeongchang está a 750 metros sobre el nivel del mar y a tan sólo 15 minutos del Océano Pacífico, con el 84% de sus alrededores cubiertos de bosque, por lo que el cuidado del medio natural está muy presente en su proyecto olímpico.

El hockey, bobsleigh, luge y snowboard se encuentran a una hora de camino de la villa olímpica; el resto de la competición puede verse en un radio de unos 30 minutos.

Comentarios