El aragonés Elias roza el triunfo en Tour de los Pirineos

Todo hacía presagiar que la jornada iba a ser muy dura, especialmente por disputarse dos etapas, una por la mañana entre Bizanos y Bagneres de Bigorre, con 99 kilómetros y tres puertos puntuables, aunque fuesen de tercera categoría, luego a la hora de la verdad las cosas aun resultarían más difíciles ya que la lluvia se convirtió durante mucho tiempo en compañera inseparable de la caravana ciclista y el piso se puso en condiciones muy difíciles, con peligro de caídas que no arredraron al gran pelotón que pese a todo mantuvo un fuerte ritmo.

Se daba la salida oficial a las nueve de la mañana en Pont de Luy, en plena zona del Bearn y se culminaba dos horas mas tarde en las tierras de la Bigorre, con un largo y apretado sprint en el que el galo del C.C. Etupes J. Alberts batía saliendo desde atrás al zaragozano José Miguel Elías, del C.C. Iberia, que se situaría segundo de la etapa a dos segundos del ganador, mientras que el líder , Maryan Hary, entraba en el puesto 21, pero seguía manteniendo el maillot amarillo. La dureza a que nos hemos referido ha hecho mella en los equipos aragoneses, espacialmente en el oscense del Able, que veía como Pablo Ramos y Paules Palacin llegaban a la meta fuera de control y por lo tanto causaban baja en el Tour, dejando al cuadro de Martín Pena solo con dos corredores, mientras que el Iberia, tiene tres miembros en su escuadra.

Los primeros kilómetros se ruedan compacto grupo, que se ira alargando conforme avanzan las primeras rampas del Puerto de Lambeye, de tercera categoría, una tachuela de no más de 320 metros de altitud, donde los españoles tiran con fuerza y será precisamente un corredor del equipo gerundense del Ángel Mir el que lograba ser el primero en coronar la cima.

A 36 kilómetros de la salida se encontraba la segunda dificultad de la mañana, el puerto de Lahitte-Toupiere, de solo 300 metros y aquí seria un francés el que lograría pisar primero, tras un sprint, R. Dion, del Sainte Etienne, conjunto que se mostró muy compacto al igual que en los dos días anteriores. En los momentos siguiente se pedalea con intensidad y acaba formándose tras la meta volante de Rebastens-de-Big, un grupo en cabeza de 18 hombres, a la cabeza de los cuales se sitúa de nuevo el combativo José Miguel Elías, que puede afirmarse con rotundidad que ha sido el gran animador de esta etapa y que solo se la escapado el triunfo por dos segundos y por quizá iniciar demasiado pronto el sprint final.

Arrecia la lluvia a partir del kilómetros ochenta y tras pasar por Mascaras cuando faltan 17 kilómetros para la meta se escapan del primer grupo el combativo Elías y el francés Alberts, que se jugarían ambos a una sola carta y ante una nutrida concurrencia el triunfo que al final fue para el francés, aunque el peso de la jornada la había llevado el corredor aragonés.

Tras Elías que hizo un tiempo de 2.21.44, entraba a 35 segundos el P. Putsep, del Sainte Etienne y en cuarto lugar Cedric Fntbonnat, a 46 segundo del anterior. En el primer pelotón estaba el corredore del oscense Unai Paredes, que entro en el puesto 16, mientras que Martín López se situaba a 4.52 del líder, el cual precisamente llegaría a Bagneres cómodamente arropado por su equipo en el seno del gran pelotón.

El Gran Premio de la Montaña sigue en manos del aragonés José Miguel Elías, con 20 puntos y este mismo corredor es el primer español en la etapa, por lo que recibía el gran Premio de la Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca, que le entrego en la meta de Bagneres, su Presidente, Jaime Ferrer.

Esta tarde se disputa la penúltima etapa en Bagneres de Bigorre y Lescar, con 89 kilómetros y otros tres puertos de tercera.

Comentarios