Los mayores de la provincia celebran el día de su santo

Huesca es una de las provincias más envejecidas de la geografía española. Este viernes, los mayores del Alto Aragón, un total de 57.000, celebran San Joaquín y Santa Ana, santos de los mayores.

Algunos de los centros de día y residencias de la provincia celebran esta jornada con diversos actos como es el caso del centro de Jaca, que ha organizado diversas actividades como una misa en honor a Santa Ana, una comida de hermandad y un baile al que asistirá el alcalde de la localidad.

Otros, como Huesca, no realizarán ningún acto conmemorativo aunque, según Antonio Escartín, director del IASS en Huesca, el próximo año otros centros se contagiarán de esta iniciativa.

El grado de envejecimiento de la provincia es del 22.7, un porcentaje muy elevado y que comienza a ser preocupante porque trae consigo una serie de necesidades que en ocasiones no se pueden satisfacer en su totalidad. Es el caso de las residencias para la tercera edad.

Huesca cuenta con 2.252 plazas residenciales para los 57.000 mayores de la provincia, lo que significa una cobertura de 4.54 plazas por cada persona mayor de 65 años. Desde el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, se trata de paliar este dato, a todas luces insuficiente, aunque los recursos son escasos.

El IASS cuenta con tres residencias en atención directa: la de la Carretera de Grañén, con 253 plazas, la de la Sagrada Familia con 95 y una pequeño hogar en la localidad de Fonz con 27 plazas. A estas hay que sumarle los otros 35 centros residenciales públicos y privados con los que cuenta la provincia. Escartín señala que a pesar de que la oferta no es suficiente, la calidad de la misma es alta.

En muchos casos una alternativa a la residencia son los Centros de Día, conocidos tradicionalmente como hogares de jubilados. La provincia cuenta con siete centros de este tipo en las cabeceras de comarca regentados por el IASS, además de otros dependientes de las asociaciones o entidades privadas. En estos centros lúdico-recreativos, los más mayores conviven y realizan actividades, cursos y disponen de servicios como peluquería o bar.

Sin embargo, éstas también son insuficientes a juicio de Miguel Ángel Barlés, de CCOO, que asegura que las instituciones no hacen todo lo que pueden en este aspecto.

Comentarios