Un revolucionario espectáculo pone el broche de oro al especial Rom

Esta noche, Kali, el cantante de Martinica graba un disco en el auditorio natural de Lanuza

El revolucionario espectáculo de Maharaja Flamenca (unión de músicos de la India y artistas españoles) y el flamenco rítmico y surrealista de Diego Carrasco pusieron anoche el broche de oro al especial Rom, un viaje entre la India y España, que ha acercado al auditorio natural de Lanuza a catorce grupos que con su combinado de sonidos han dado cuenta de la riqueza de la música gitana y de la gran variedad de contrastes entre las composiciones realizadas en una u otra parte del mundo.

Desde ?la reina de los gitanos? en Los Balcanes, Esma Redzepova; a La Macanita; Tierry ?Titi? Robin; o Yiorgos Mangas, sin olvidar a una representación de la comunidad aragonesa -Manuel Tejuela, Combays y Willy Jiménez y Chanela- todos han acercado la magia de los elementos rurales y urbanos o de los instrumentos casi perdidos.

Si anoche el sentimiento artístico del primer grupo era común en todos ellos con soleares, siguiriyas y bulerías en un espectáculo indescriptible, finalizando una semana llena de éxitos y reconocimiento del público, el espectáculo de hoy da un giro total a la programación y nos acerca a una velada irrepetible con la actuación de Kali, quien celebrará en Lanuza sus veinticinco años en los escenarios y grabará en el auditorio un disco con otras grandes estrellas de la música antillana como Ti Raoul, Max Rancia y Victor Treffre, entre otros.

Algunos de los grupos que grabarán con Kali en Pirineos Sur han participado en su último disco ?Bèlè Boum Bap?, en el que ha incorporado nuevos géneros musicales como el hip hop caribeño, el raggamuffin, psicodélico o el zouk-metal, experimentado con diferentes estilos para ofrecernos una mezcla en la que conviven el pasado y el presente, y una prospección del futuro de la música caribeña sin olvidar las raíces.

El espectáculo, que ha creado una gran expectación, será único e irrepetible.

Kali, conocido como un aventurero de la memoria y rebuscador de historias y de músicas, nació en Saint Pierre (Martinica) en el seno de una familia de músicos. Su nombre procede de la serie de dibujos animados Kalimero pero también del nombre del Dios del bien y del mal.

Fundó su primer grupo, ?Gaoule?, del que fue cantante y guitarrista, en 1975. En este momento descubrió el banjo, instrumento que le ha acompañado durante toda su carrera. Cuatro años más tarde, en 1979, empezó a trabajar con el grupo ?6ème?, con una música en la que mezclaba el sonido antillano (reggae) y calipso, que no conoce fronteras, compartiendo gira con Touré Cunda.

Uno de sus temas de mayor éxito es ?Reggae Dom-Tom?, que significa el apoyo del pueblo criollo en su denuncia contra el racismo y la esclavitud.

Sus primeros álbunes, ?Racines I y II? (1989 y 1990) son el resultado de la investigación entre la tradición y la acústica: piano y banjo. En 1992, Kali representó a Francia en el Festival de Eurovisión con el tema ?Monté la Rivié?, consiguiendo mayores cotas de popularidad. Dos años más tarde grabó ?Lese La Te Tounem?, trabajo que marcó una nueva orientación en su carrera artística. Con su disco ?Debranche?, grabado en 1995, Kali retomó la fórmula acústica.

Su último disco, ?Bèlè Broum Bap?, es un proyecto intergeneracional que contribuye a reconciliar tradición y modernidad. Está dedicado por completo a todos los artistas que han trabajado por preservar la música y la danza afro-caribeñas.

Comentarios