Un libro recoge el ascenso del primer montañero que alcanzó la cima de Monte Perdido hace 200 años

?Alcancé la cumbre y tuve el placer de ver por fin todos los Pirineos a mis pies?. Ésa fue la frase que pronunció Ramond de Carbonnières al coronar la por aquel entonces considerada cumbre más alta del Pirineo. El 10 de agosto se cumplen 200 años de esa ascensión y para conmemorarlo se ha editado un libro en el que se recoge esta hazaña.

Coincidiendo con el Año Internacional de las Montañas y los dos siglos de esta ascensión, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales ha traducido y reeditado el libro ?Viajes al monte Perdido (1801-1804) de Ramond de Carbonnières.

Este francés está considerado como el padre del pirineismo porque es la primera persona que llega a estos montes con una visión diferente. A pesar de que el paso del tiempo ha desmentido la creencia de que Monte Perdido era la montaña más alta de los Pirineos, ya que ahora podemos afirmar que es la tercera más alta después del Aneto y el Posets, sigue recordándose la hazaña de Ramond porque fue a partir de su ascensión cuando se empezó a luchar por la conservación del parque.

Hoy en día el parque ha sufrido importantes cambios y su buen estado se debe tanto al trabajo de los técnicos y voluntarios como al, según apunta Eduardo Viñuales, guía del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, los turistas en general son respetuosos, aunque en ocasiones no acogen con agrado algunas limitaciones.

Una de las restricciones basada en criterios de conservación es la de, en época de verano, no permitir acceder con vehículo propio al aparcamiento de la pradera de Ordesa. Para evitar que cientos de coches se aglomeren, hay un servicio de lanzaderas compuesto de nueve autobuses que parten simultáneamente. Esto supone unos ligeros contratiempos para los visitantes que no deben sobrepasar las 1800 personas al mismo tiempo para preservar la naturaleza.

Además del libro, se han organizado otros actos como una exposición sobre Ramond de Carbonnières, el Monte Perdido y el Año Internacional de las Montañas, en el Ayuntamiento de Bielsa del 1 al 15 de agosto. El día 4 se ha programado un encuentro entre dos parques nacionales bajo el Monte Perdido en el que se darán cita guardas, gestores y amigos de este parque y el Parque Nacional francés de los Pirineos para subir los 2669 metros de la Brecha de Tucarroya.

Comentarios