Oloron vive la recta final del Festival Folklórico de los Pirineos

La 40 edición del Festival Folklórico se despedirá el domingo por la noche con el desfile de clausura titulado ?Adios Olorón !?, en el que los más de 1200 artistas participantes mostrarán sus músicas, bailes y vestimentas en el Jardín Público. Pero hasta ese momento, las personas que se acerquen a esta tradicional fiesta podrán disfrutar de diferentes espectáculos llegados de los cinco continentes.

El mal tiempo se convirtió en protagonista en el inicio del festival, obligando la lluvia a suspender la gran parada con la que cada edición se inaugura en la localidad francesa esta fiesta de los pueblos.

La programación del festival se centra este sábado en los desfiles de los diferentes grupos por las calles de Oloron y en el espectáculo nocturno dedicado al folklore de América del Sur. Los grupos de Armenia, Islas Salomón, Costa Rica o el grupo folklórico Santiago de Sabiñánigo actuarán el sábado en los diferentes escenarios del festival. La noche se dedicará a América del Sur, con los grupos de Perú y México, con el espectáculo titulado ?El oro de las Américas?.

El domingo, jornada de clausura del festival, la programación comienza a las once de la mañana con la misa del mundo, en el quiosco del Jardín Público, en homenaje a todas las regiones del mundo, en la que participarán los grupos folklóricos.

A las nueve de la noche tendrá lugar el desfile de clausura, ?Adios Olorón !?, alrededor del Jardín Público, en el que los artistas participantes de los cinco continentes se despedirán del festival y las gentes de Oloron. Seguidamente se celebrará la ceremonia de clausura, con el intercambio de regalos entre el comité organizador y los grupos folklóricos participantes, uno de los momentos más emotivos, y el anuncio del festival 2.003 que se celebrará en Jaca, donde se volverán a encontrar los más bellos grupos folklóricos y ballets del mundo. La jornada concluirá con el gran baile en el quiosco del Jardín Público, animado por la orquestas de Costa Rica y Québec.

Comentarios