Las otras "parrillas"

Alberto Cebrián

Hablamos de las otras ?parrillas?, las que nos encontramos por las calles de Huesca en estos días de verano. Todas las estructuras metálicas, es decir, todos los andamiajes que jalonan el paseo del viandante en esta época del año, en la que más que las altas temperaturas, son las continuas referencias a la Basílica de San Lorenzo y su entorno.

Andamiajes en este templo, en la esquina de San Orencio y Padre Huesca, en la Casa Zugasti,... los ha habido en Casa Aísa, y los habrá en la calle Azlor. Son obras que marcan la vida del centro de la ciudad lo mismo que otros proyectos que se ubican también en distintos puntos del corazón de Huesca. Algunos ya realidad como la ampliación del Ayuntamiento, de plena actualidad por su inauguración.

Siempre molestan al ciudadano las obras, sobre todo las que se producen en un punto céntrico de una ciudad pero sepamos valorar el momento que se vive, esperando que el sonido de los trabajos no cese hasta que haya que inaugurar el resultado de la obra.

Que no pasen, en todos los proyectos emprendidos, 10 años como en la Escuela Politécnica ó 12 como en la ampliación del Ayuntamiento. Incluso en esos casos es bueno pensar en el resultado final y en la utilización que se les pueda dar. A esos 2 nuevos edificios de José Miguel Ferrando (el segundo en co-autoría con Pedro Lafuente), sumamos la ya citada Basílica de San Lorenzo, la Iglesia de San Pedro el Viejo, el palacio de Villahermosa, Simeón, la manzana de la Nevería, Capuchinas,... y dense un paseo por el entorno de la Catedral de Huesca. Siguen los trabajos de restauración de algunas viviendas que han modificado satisfactoriamente el paisaje del Casco Antiguo. Es de lamentar, no obstante, que, en este último caso, sean actuaciones demasiado puntuales.

Comentarios