La música gitana llega con toda su magia al festival Pirineos Sur

Esma Redzepova y La Macanita abren el especial Rom La música gitana llega este fin de semana con toda su magia al auditorio natural de Lanuza donde dos mujeres se convertirán mañana, día 19, en las protagonistas absolutas de la fiesta Divas Gitanas; Esma Redzepova (Macedonia) y La Macanita (España).

Juntas abrirán el especial Rom, un viaje musical que comienza en la India y acaba en España, programado por el Festival Internacional de las Culturas, que se prolongará hasta el próximo día 26 de julio. Así se darán cita en el escenario un atractivo combinado de sonidos que darán cuenta de la riqueza de la música gitana y de la gran variedad de contrastes entre las composiciones realizadas en una u otra parte del mundo.

Esma Redzepova, conocida también como la ?Reina de los gitanos?, posee una de las voces más poderosas de los Balcanes, que acompañará a los ecos del folclore balcánico y a la fascinante sonoridad zíngara. En los divididos Balcanes todos aclaman a la cantante macedonia. Ortodoxos, hebreos y mulsulmanes caen rendidos ante el sentimiento y el ritmo de una voz que lleva en la sangre la milenaria fuerza de la cultura romaní.

Algo tiene de especial esta mujer tanto en los escenarios como en su vida privada en la que ha tenido la capacidad de ocuparse de casi cincuenta hijos adoptivos y ha logrado que de adultos llegaran a tener todos talento musical.

Por otro lado, la juventud y belleza de La Macanita contrastan con su preferencia por el timbre arcaico y verdadero del sonido negro. Su cante es totalmente puro y enteramente flamenco sin ?aditivos? ni influencias ajenas.

Un día después, el sábado, le tocará el turno a las Fanfarrias Gitanas que llevarán al escenario flotante a Kocani Orkestar (Macedonia) y Fanfare Ciocarlia (Rumanía). La primera formación está compuesta por dos trompetas, tres tubas, un saxofón, un clarinete y la denominada zurla (oboe tradicional). Sus canciones emanan de los tradicionales sones y dances de Bulgaria, Rumanía, Serbia y Turquía pero también contienen efluvios de la salsa y de la rumba. La formación rumana Fanfare Ciocarlia nos mostrará una fantástica simbiosis entre los músicos más jóvenes y los más mayores de esta orquesta ya que, cuando los maestros entonan las notas más difíciles, los jóvenes, respetuosamente en silencio, mueven los dedos sobre las trompetas esperando que los ancianos les den la entrada y les permitan tocar.

Comentarios