A comienzos de noviembre finalizará la recuperación del Castillo de Montearagón.

Las obras pertenecen a la 4ª fase y cuentan con una inversión de 430.000 euros. Ahora mismo se está trabajando en la Zona norte, con la restauración de la Iglesia, el levantamiento del muro, tareas de excavación, y la instalación de arcos exteriores para ensalzar la estructura del monumento.

Tras un larguísimo periodo de abandono, este recinto de casi 5.000 metros cuadrados, es testigo de los trabajos de acabado, en la que está siendo, la última fase en su restauración. Desde que comenzase su rehabilitación, hace ahora 7 años, desde el Ministerio de Cultura se están llevando a cabo una labor de recuperación de los aspectos más deteriorados del Castillo, previendo también un mínimo mantenimiento. La inversión hasta el momento ha sido de 900.000 euros. El 50% corresponde a esta última fase, cuyos trabajos se prevé que finalicen en el mes de noviembre.

Parte de estas obras se centran ahora en la Iglesia, pieza clave de lo que fue antiguamente el Monasterio, con la decoración pictórica, los elementos decorativos y la colocación del suelo. Estos trabajos se completan con la excavación en 3 zonas concretas del monumento: la Residencia de Los Monjes, varios trabajos de arqueología en el Palacio del Abad, y la realización de grandes aljibes en la Zona Sur, justo al lado de la Torre Albarrana.

El Castillo de Montearagón cuenta con 900 años. El abandono ha sido enorme, y es por ello que no se quieren repetir pecados de antaño. Desde la Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón y desde algunas instituciones, ya se ha dejado entrever, la importancia que supondría poner en marcha un Plan Director que atendiese futuras actuaciones.

Una vez se haya superado la restauración total en 2002 se estudiará como proyecto adicional la iluminación del Castillo de Montearagón. De momento, el sistema de alumbrado está situado a 100 metros y se pretende que en un plazo máximo de 2 años la luz llegue hasta los propios muros.

Comentarios