Tras la inauguración de la variante, Fraga reivindica la Autovía hasta Zaragoza

El Alcalde de la Localidad, Vicente Juan, se siente especialmente satisfecho por la consecución de esta vieja aspiración de la ciudad. Años de reivindicaciones y de accidentes, algunos de ellos muy graves, hasta llegar a este momento feliz.

Con la variante se eliminará la siniestralidad de la travesía de la localidad pero no se dan por finalizadas las reivindicaciones fragatinas. El Alcalde, Vicente Juan, considera que era de justicia la construcción de la variante. Ahora todos sus esfuerzos se centrarán en conseguir que el único tramo entre Madrid y Barcelona que no es todavía autovía, el Fraga-Zaragoza deje de serlo, algo que Juan piensa trasladar al Ministro Francisco Alvarez Cascos en el transcurso de la inauguración de la variante.

Vicente Juan también ha señalado la afección negativa que va a suponer para el comercio y las empresas la apertura de la variante. Es por ello que se va a intentar habilitar una zona de servicios paralela a la variante para que en ella se puedan ubicar las empresas afectadas.

No obstante lo más importante es para el alcalde que va a mejorar la seguridad de la localidad y se dejarán de vivir sucesos como el que afectó al hotel Casanova, recuerda Vicente Juan, cuando un camión colisionó con la fachada de este establecimiento y toda su mercancía se desparramó por la calzada. Durante horas se vivieron momentos de incertidumbre, no se sabía si entre los escombros y la mercancía podía haber alguna víctima.

Así pues este miércoles se finaliza un camino, el de la consecución de la variante de Fraga, pero se inicia el recorrido de otro en el que el objetivo será la transformación del tramo Fraga-Huesca en Autovía.

La variante de la Nacional II en Fraga ha supuesto una inversión de 70,13 millones de euros (12.000 millones de pesetas). Tiene una longitud de 16 kilómetros, de los que nueve corresponden a la variante propiamente y cuenta con un total de siete encales: cuatro a Fraga, otro al Polígono Fondo de Litera, y dos más hacia las carreteras Nacional 211, a Mequinenza y Autopista A-2 y C-242 , a Serós.

Las obras se iniciaron en Diciembre de 1999 y el ritmo ha sido más rápido del previsto.

La nueva variante va a desviar el tráfico que utilizaba el casco urbano y donde se había producido un importante número de accidentes lo que llevo a distintas formaciones políticas a presentar distintas propuestas para desviar el tráfico de camiones a la Autopista A-2 (de forma gratuita) y a solicitar al Insalud la inmediata implantación en Fraga del servicio 061. Según un reciente diagnóstico la zona soporta un tráfico de 25.000 viajeros diarios

Comentarios