Mujeres para la democracia ha atendido a 8 mujeres maltratadas en Huesca

La ONG Mujeres para la democracia ha atendido a un total de ocho mujeres víctimas de maltratos y a seis niños en la provincia de Huesca. Además de atender a mujeres maltratadas, informan a cerca de la creación de nuevas empresas.

La organización no gubernamental, que colabora con el IAM, cuenta desde finales de julio con una nueva sede ya que durante su primer año y medio de vida han realizado su labor en un piso particular. Finalmente el Ayuntamiento de Huesca les ha cedido un espacio dentro del nuevo local de la Asociación de Vecinos del barrio de Santiago.

Las mujeres maltratadas acuden a la ONG donde son atendidas por psicólogos que tratan de determinar si lo más conveniente es que continúen en sus propias casas o ser trasladas a la casa de acogida de la que disponen en Zaragoza.

Según Maribel Abril, vicepresidenta de Mujeres para la democracia, el único requisito que deben cumplir aquellas personas que se dirijan a la asociación es ser mujeres ya que no se hacen distinciones de raza, procedencia o nivel social.

Entre las mujeres atendidas las más numerosas tan sólo cuentan con estudios primarios, pertenecen a una clase social baja y, un elevado número, son inmigrantes.

A partir de septiembre Mujeres para la democracia impartirá cursos de formación de diversas temáticas como informática, creación de empresas. Además se han impartido una decena de conferencias sobre transmisión sexual y educación bucal abiertas a todas las mujeres oscenses.

La Asociación, que cuenta con 125 socias en Huesca y 15.000 a nivel nacional, ha elegido recientemente a Belén Sanz como presidenta del área joven de la organización que comenzará a funcionar a partir del mes de octubre y se ocupará de facilitar información sobre estudios e información laboral.

Comentarios