La DGA quita hierro a la queja de los alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas de Huesca

Las primeras respuestas a la queja de los alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas de Huesca por el nuevo reglamento de admisión no se ha hecho esperar. La DGA quita hierro al asunto asegurando que la reforma no debe dar lugar a la alarma.

Los estudiantes de la Escuela Oficial de Idiomas de Huesca han presentado una queja ante el Justicia de Aragón contra el Departamento de Educación y Cultura de la DGA por la aprobación de una nueva orden que regula la admisión de alumnos. Por su parte, la Administración Pública quiere hacer ver a los estudiantes de las Escuelas Oficiales de Idiomas la necesidad existente de llevar a acabo algunas modificaciones para rentabilizar al máximo los recursos.

Pedro Castillo, director General de Formación Permanente y Enseñanzas de Régimen Espacial de la Diputación General de Aragón se afirma que ha habido una mala interpretación de la reforma debido a que no tiene carácter retroactivo, es decir, no afecta a los alumnos ya matriculados sino a los nuevos.

Dicha reforma supone que un alumno no podrá permanecer más de dos años en un mismo curso con carácter general, pero sí podrá hacerlo siempre y cuando el consejo de su centro de enseñanza se lo permita.

Castillo asegura que este tipo de medidas son necesarias ya que muchos alumnos se matriculan y luego no asisten a las clases. De esta forma se disminuye la lista de alumnos que se quedan fuera por falta de plazas. El representante de los alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas de Huesca, Francisco Tomás Pérez-Fajardo, afirma que en Huesca la oferta es mayor que la demanda. Por el contrario, Castillo asegura que en el caso del inglés hay un proceso de admisión, prueba de que la demanda es mayor que la oferta.

Comentarios