El pedrisco provoca importantes daños en Monegros y Cinca Medio

Las comarcas altoaragonesas de Monegros y Cinca Medio eran las más afectadas en el ciclo de tormentas habido este lunes, aunque el granizo ha estado presente en numerosos puntos de la provincia de Huesca. Apagones de luz, un incendio, efectos en el tráfico, en los campamentos de montaña,... han sido las consecuencias de las tormentas.

El Instituto Nacional de Meteorología da por cerrado el periodo de alerta por tormentas en el conjunto de la Comunidad Autónoma aragonesa. Los principales daños que provocaban éstas en la provincia de Huesca se centraban en las comarcas de Monegros y Cinca Medio, especialmente en los términos municipales de Sariñena, Sena, Lanaja, Villanueva de Sijena, Monzón o Fonz.

Los principales cultivos afectados han sido el maíz, arroz, alfalfa,... así como productos hortícolas. En principio, no se han constatado daños importantes en frutales. De nuevo, desde círculos agrarios se observa la necesidad de implantar un sistema integral de prevención del pedrisco.

Las lluvias han sido intensas en todo el Alto Aragón provocando situaciones excepcionales como las vividas en Sena, con agua que entraba en los domicilios y corrales del pueblo. También se vio imposibilitada la circulación por la carretera A-131. Se registraban apagones de luz en distintos puntos de la provincia como determinadas zonas de Huesca y de Graus. En cuanto a incendios, uno se generaba, merced a un rayo, en la sierra de Loarre aunque quedaba apagado de forma natural por el agua caída. En el Pirineo, 22 menores acompañados de varios monitores abandonaban el campamento en el que se encontraban como medida preventiva. Era en Piedrafita de Jaca.

Las tormentas tenían su lado positivo y las precipitaciones de lluvia han provocado el ahorro de un riego, lo que permite conservar las reservas hídricas de los embalses, las cuales se ven, además, aumentadas por las lluvias caídas en la zona alta de los ríos.

Comentarios