Temor en el PAR ante la posible pérdida de credibilidad del Pacto del Agua

El Partido Aragonés teme que la actuación de algunos altos cargos del Gobierno central acabe con la credibilidad del Pacto del Agua. Se cree que no se deben utilizar los procesos judiciales para dudar de unas regulaciones que Aragón necesita para asegurar su futuro.

El Partido Aragonés cree que el Pacto del Agua sigue siendo una de las piedras angulares del futuro de la Comunidad, porque asegura los caudales necesarios para el desarrollo y la calidad de vida de los aragoneses. Por eso, considera especialmente grave que la actuación de algunos altos cargos del Gobierno Central mermen la credibilidad de un acuerdo hidráulico votado por unanimidad en las Cortes de Aragón y que recoge las expectativas de los principales sectores aragoneses relacionados con el agua. El PAR cree que no se deben utilizar las actuaciones judiciales para desacreditar el conjunto de las actuaciones previstas y, en concreto, unas regulaciones que Aragón espera desde hace décadas.

Para el PAR, los pronunciamientos judiciales que se van conociendo demuestran que, además de cumplirse con mucho retraso, el Pacto del Agua se está ejecutando muy mal, lo que debe ser imputado a quienes tienen la responsabilidad de gestionarlo, no al propio acuerdo hidráulico. Ante el futuro, considera necesario que se respete la legalidad en los procedimientos y los derechos de los diferentes sectores implicados. El presidente intercomarcal del PAR en el Alto Aragón, Miguel Ángel Usón, no sólo insta al Partido Popular a dinamizar el ritmo de los proyectos del Pacto del Agua sino que, además, solicita a Chunta Aragonesista que no se pongan tantas trabas al cumplimiento de este documento.

El Partido Aragonés considera que el agua, regulada y usada según las pautas de un desarrollo sostenible, sigue siendo la mejor garantía de futuro para esta Comunidad. Por eso, reitera su compromiso con todas las actuaciones recogidas en el Pacto del Agua. Para nuestro partido, en Aragón no sobra agua, sino que faltan inversiones y esa convicción implica oponerse rotundamente al trasvase del Ebro y apoyar el Pacto del Agua.

Comentarios