Cartas al Director: Ferrocarril Canfranc-Olorón

Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco)

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) quiere mostrar su satisfacción porque el Ministerio de Fomento haya sacado a concurso la redacción del proyecto de reapertura del túnel ferroviario internacional y de remodelación de la estación de Canfranc.

Una vez comenzada la construcción de la nueva vía de ancho europeo entre Zaragoza y Huesca ?que aunque se ha presentado como parte de la línea de alta velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona, en realidad constituye la primera fase de la reapertura del Canfranc?, el anuncio que hoy aparece en el BOE muestra la voluntad del Gobierno de España de cumplir su compromiso de reabrir la línea Zaragoza-Pau en 2006. Además, la elaboración del proyecto de la estación internacional, al definir exactamente los terrenos necesarios para la nueva playa de vías, desbloqueará las iniciativas para reordenar la plataforma y restaurar el edificio principal.

No obstante, para que la reapertura del Canfranc entre en su fase definitiva, falta todavía que se liciten los proyectos de los tramos de la línea comprendidos entre Huesca y Canfranc, que el ministro Álvaez-Cascos prometió que saldrían a concurso este año.

El acuerdo alcanzado por España y Francia en la última "cumbre" de Perpignan es reabrir la línea en el año 2006. Por parte española, están en marcha las obras entre Zaragoza y Huesca, y acaba de licitarse el proyecto para el acondicionamiento del túnel internacional y de la estación de Canfranc. Por parte francesa, han concluido los estudios complementarios realizados por la SNCF sobre el estado de los puentes y túneles de la línea, entre Olorón y Forges d'Abel (última estación antes del túnel internacional), así como sobre los puntos donde las carreteras habían cortado la vía férrea. Pero, por el momento, no se ha redactado el proyecto de ningún tramo. El presidente del Consejo Regional de Aquitania, ha manifestado su voluntad de que en 2003 se reabra la línea entre Olorón y Bedous, para llegar en 2006 hasta Canfranc.

Crefco cree necesario recordar en este momento la paradoja, que ha denunciado repetidamente, de que, al mismo tiempo que se redacta el proyecto para su futura utilización ferroviaria, esté previsto usar el túnel internacional de Canfranc como salida de emergencia del túnel carretero, desde finales de este mismo año. Para ello, se han cubierto con tierra las viejas vías y va a tenderse un pavimento que permita la circulación de peatones y vehículos de socorro. Pero dentro de veinte meses (tiempo previsto para la redacción del proyecto que hoy ha salido a concurso) habrá que levantarlo todo para instalar los nuevos raíles, haciéndose imposible utilizarlo como vía de escape. ¿Qué pasará entonces? ¿Se dejará el túnel carretero sin salida de emergencia mientras duren las obras? ¿Se cerrará el túnel carretero, desviando todo el tráfico por el puerto? ¿No sería más lógico dotar al viejo túnel de todo su equipamiento ferroviario antes de abrir el nuevo a todo tipo de tráficos, incluido el de mercancías peligrosas?

Comentarios