Flojo arranque turístico en el Altoaragón

El turismo en el Altoaragón no acaba de arrancar este verano. La ocupación hotelera no llega al nivel de veranos anteriores y el sector no tiene esperanzas de que arranque tampoco esta segunda quincena de julio. Incluso uno de los destinos turísticos por excelencia, el Valle de Tena, tiene todavía plazas por cubrir para esta segunda quincena y este fin de semana aunque algunos hoteles han colgado el cartel de completo gracias a la celebración del Festival Pirineos Sur, todavía se puede encontrar habitación en la zona.

Las cifras no satisfacen ni a hoteles ni restaurantes que ven como el número de turistas ha disminuido de forma considerable. Hasta en un 40% se ha llegado a cifrar este descenso en algunos hoteles de los valles.

La inestabilidad meteorológica de los últimos días en el Pirineo podría apuntarse como una de las causas que incluso ha llevado a los visitantes a demandar información sobre alternativas a las actividades al aire libre. Pero desde la Asociación provincial de Hostelería, su presidente, Ángel Más, apunta que a pesar de que la baja demanda se deba al mal tiempo, la situación no es muy grave.

Los Festivales, conciertos y actividades lúdicas y culturales que acoge el Altoaragón no han sido atractivo suficiente para atraer a los veraneantes. El sector turístico de la provincia está a expensas de esta segunda quincena de julio cuyo inicio coincide con fin de semana, lo que adelanta para muchos el inicio de su temporada estival, y con el inicio de Festivales como Pirineos Sur (en el Valle de Tena), el de la Riagorza, el del Castillo de Aínsa, el Folklórico en Monzón o Pirineos Classic en Canfranc. Además en diferentes poblaciones se llevan a cabo infinidad de actividades culturales además de jornadas deportivas y campeonatos de ajedrez como el Open Internacional de Ajedrez Villa de Benasque.

Es a partir de ahora cuando se espera mayor movimiento turístico a la espera de una mejora del tiempo. La ocupación hotelera ha sido muy desigual en estos primeros días del mes de julio, dependiendo de las zonas de la provincia. Jaca, Somontano, Sobrarbe o la Hoya de Huesca son algunos de los destinos, a parte de los valles del Pirineo, en los que pasar las vacaciones. En todos ellos se apunta que lo fuerte está aún por llegar.

En cuanto a la procedencia de los turistas en años anteriores en el Alto Aragón cabe destacar que es un su mayoría, el 90 por ciento, son de origen nacional procedentes de Aragón, Cataluña, Madrid y Valencia y respecto a los extranjeros proceden de Francia, Holanda y Alemania. Además señalar que Ordesa y San Juan de la Peña son los puntos que más visitas reciben en el Altoaragón durante la época estival llegándose a batir récords el pasado año el segundo.

Comentarios