Santos Pueyo y Justo Ojeda, Parrillas de Oro 2002

La entrega de estos galardones que cada año otorga el Ayuntamiento de Huesca al comienzo de las fiestas de San Lorenzo tenia lugar en el Salón del Justicia, momentos antes del disparo del cohete anunciador, que este año lanzaba el torero ?Espartaco.? Los dos homenajeados y sus familiares se han mostrado muy emociados en un acto que ha reunido a una amplia representación de los agentes sociales, economicos, culturales y políticos de Huesca y Provincia.

El Ayuntamiento decidió otorgar a Santos Pueyo y a Justo Ojeda la Parrilla de Oro 2002. El primero cumple bodas de plata como director de la Sertoriana y a Justo Ojeda por su labor durante 24 años como empresario de la plaza de toros de Huesca.

Santos Pueyo empezó a tocar desde muy niño el violín, junto a su padre. A partir de ahí, comenzó a participar en distintos actos musicales de la ciudad, desde zarzuelas y revistas hasta actos religiosos como ?Las Completas?, el ?Tota Pulcra? o el ?Miserere?. Fue el primer profesor de música que tuvo la Escuela que creó el Ayuntamiento y allí ha permanecido hasta hace un par de años.

Toda su vida ha girado en torno a la música, su gran afición y pasión. No ha habido acto en Huesca relacionado con la música o el folclore que no contara con la presencia de Santos Pueyo, quien a su vez se ha relacionado con todos los músicos importantes de nuestra ciudad como Montorio, Rubira, Asún, Cuello o Seral.

Crítico musical y colaborador de Radio Huesca durante muchos años tambiénj ha colaborado con otros medios de comunicación de la ciudad como Diario del Alto Aragón . Santos Pueyo completa su faceta musical como director de la Orquesta Sertoriana, en la que ha estado al frente durante 25 años.

Por su parte, Justo Ojeda, que nació en Beas de Segura (Jaen) y se trasladó a vivir a Zaragoza a muy corta edad, cumple este año su 24 aniversario al frente de la plaza de toros de Huesca. Su vinculación a la capital oscense ha ido más allá del mundo taurino, siendo una de las personas que a través de la feria taurina ha realizado una gran promoción de la ciudad en toda España.

Desde su inicio como empresario en Huesca en el año 78 ha conseguido situar a la feria de San Lorenzo entre una de las más destacadas del panorama nacional. Justo Ojeda siempre ha manifestado que Huesca era su ?ojito derecho? y ha realizado un esfuerzo importante para que por el coso taurino oscense hayan pasado las mejores figuras del toreo. En los últimos años ha destacado también por su apoyo a las promesas oscenses. Así, Tomás Luna tomaba la alternativa el pasado año siendo el primer torero de la historia de Huesca. Además de empresario es apoderado y ganadero.

Comentarios