Tráfico constata un incremento de accidentes en la provincia de Huesca

Estamos en la cuenta atrás para un masivo desplazamiento de vehículos por las carreteras altoaragonesas, dentro de la primera operación especial que realiza la Dirección General de Tráfico en los meses estivales. Con ello se intensifica las campañas publicitarias, aunque será especialmente entre el 15 de julio y el 15 de septiembre, coincidiendo con la época de mayor intensidad de circulación en las carreteras. Tráfico ha constatado un mayor número de accidentes en los primeros cinco meses del año en la provincia de Huesca, lo que sin duda es un dato negativo, a pesar de los cambios en la ley de tráfico.

LA N-240 SIGUE SIENDO LA CARRETERA MÁS CONFLICTIVA DEL ALTO ARAGÓN.

Los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico indican que el tramo entre Huesca y Lérida es uno de los más peligrosos de la red viaria de la provincia y donde se producen el 80% de los accidentes de esta carretera, que en el altoaragón incluye también los trayectos hasta Jaca, Puente La Reina y Yesa. En total, el pasado año 2001 se produjeron 125 accidentes con víctimas, de las cuales 19 fueron mortales y 185 heridos de diversa consideración.

En este ranking negativo le sigue la N-330 con 81 accidentes, en los que se registraron 3 muertos y 144 heridos. Otros puntos negros de la provincia de Huesca son la Autopista A-2, con 7 muertos, la N-230 con 5 víctimas mortales y cierra la lista la N-2 donde 6 personas perdieron la vida a lo largo de 2001. Recordamos que durante todo el pasado año fueron 60 las víctimas mortales que se registraron en toda la red viaria altoaragonesa. Las estadísticas reflejan que el 33% se producen en la N-240 que sigue siendo la carretera más peligrosa.

En cuanto a las causas por las que se producen los accidentes, según los atestados de la Guardia Civil de Tráfico, en un porcentaje muy alto la distracción es la primera causa de accidentalidad. Le sigue el exceso de velocidad, que es otra de las infracciones más habituales, junto con las imprudencias en adelantamientos.

Comentarios