Ibercaja agilizará la venta de su Centro Cultural al Obispado

Ibercaja quiere entrar en negociación con el Obispado de Huesca para cerrar la operación de compraventa de parte de las instalaciones que la entidad de ahorro posee en la calle Velódromo y en las que tiene ubicado su centro de formación.

Fernando Sarasa, Director Provincial de Ibercaja, ha señalado que se quiere cerrar cuanto antes esta operación con el fin de que el Obispado pueda proceder a la rehabilitación de unas 25 estancias unipersonales destinadas a los sacerdotes jubilados que en la actualidad ocupan parte del edificio del Seminario.

Ibercaja cederá un ala de su centro de la calle Velódromo para que en el espacio más breve de tiempo posible pueda comenzar a rehabilitar el Obispado. De esta forma, en el plazo de año y medio los sacerdotes retirados podrían pasar a ocupar estas nuevas instalaciones y dejarían libre el Seminario. Entonces la Universidad podría disponer de este último edificio. De hecho la universidad, señalaba la Vicerrectora del Campus de Huesca, ya ha empezado a definir las necesidades que deberá cumplir este edificio una vez rehabilitado, para que se pueda iniciar la redacción de un proyecto arquitectónico coherente.

Por su parte Ibercaja seguirá hasta diciembre del próximo año con la rehabilitación del Palacio de Villahermosa. Un proyecto que comenzó contemplando un salón de actos con 500 butacas y diversas estancias que podría haber sido el Palacio de Congresos de la ciudad, pero que los requerimientos técnicos han obligado a reducir. Hay que conservar la fachada, por lo que el salón de actos se reducirá hasta un aforo de 200 plazas.

Aún con estas y otras dificultades -este es el quinto proyecto que Ibercaja encarga al arquitecto Eduardo Cuello- una vez sea inaugurado el Palacio remozado se olvidará a buen seguro, señalaba Sarasa, los avatares que siempre rodean a un proyecto de rehabilitación de estas características.

Comentarios