Fago homenajea a las "Golondrinas".

La localidad pirenaica de Fago rindió el pasado fin de semana un homenaje a las ?Golondrinas?, niñas y chicas jóvenes que entre finales del siglo XIX y 1950 abandonaban su pueblo para ir a trabajar a una fábrica de alpargatas, en la localidad francesa de Mauleon. Marchaban en octubre, coincidiendo con la partida de sus padres con la trashumancia, y regresaban unos meses más tarde, encontrándose de nuevo en su vuelta con los hombres de la casa. Estos viajes de ida y vuelta les dieron el sobrenombre de ?Golondrinas?. Fueron muchas jóvenes, en los primeros años del siglo pasado. Muchas regresaron a Aragón, pero un buen número de ellas encontró su futura familia en Francia, donde se quedaron.

Pasados tantos años, tan sólo quedan unas pocas ?golondrinas?. Una de ellas, vive todavía en Fago, y tiene 87 años. Otra, natural de Salvatierra, cuenta con 97 años y vive en Mauleon.

Un grupo cultural vascofrancés quiso revivir esta tradición y hace unos años celebró la primera fiesta homenaje. El año pasado, de hecho, se instaló una estela conmemorativa en Mauleon, así como en algunos pueblos de los que procedían aquellas jóvenes, que también provenían del País Vasco o del valle del Roncal. Este año se sumó a este homenaje la localidad de Fago, con su alcalde Miguel Grima a la cabeza. También se instaló una escultura homenajeando a las ?gaviotas?, en un jardín ante el ayuntamiento. Acudió el alcalde de Mauleon, otros alcaldes del valle del Roncal, así como asociaciones culturales. En la fiesta actuó un grupo de danzantes vasco-franceses y la banda de música de Mauleon, y participaron las dos golondrinas citadas, así como un numeroso público que se dio cita en la localidad.

Comentarios