La Fundación Beulas asume el desfase del Centro de Arte y le da un nuevo impulso al proyecto.

La Fundación Beulas acepta el pago de 222.000 euros, 37 millones de pesetas, como desfase provisional de las obras del Centro Aragonés de Arte Contemporáneo. Se deja para el final de los trabajos la cuantificación del retraso de la construcción.

A simple vista puede parecer una rebaja considerables respecto a los más de 100 millones de pesetas, 600.000 euros, que pedía Necso en un principio por este concepto, pero estamos, en realidad, ante un aplazamiento de pagos. Necso se reserva hasta el final de la obra el derecho a pedir una indemnización porque la construcción ha tenido que permanecer paralizada por causas ajenas a la empresa.

Hasta ahora lo que se acepta es el pago de las pruebas de textura de hormigón que Rafael Moneo encargó a la constructora, bajo la denominación técnica de trabajos extras y modificaciones.

El pago de estos 222.000 euros serán divididos a partes iguales entre el Ayuntamiento de Huesca, la DGA y la Fundación Beulas. A su vez el pago correspondiente a la Fundación se dividiría en cuatro partes: tres las asumirían las instituciones integrantes de la entidad y una los patronos privados.

En cuanto al retraso de las obras los servicios técnicos municipales lo han cuantificado en 5 meses, dos y medio imputables a Necso y otros dos y medio a Rafael Moneo. Es por eso que a la hora de buscar culpables el Alcalde, Fernando Elboj, señalaba a la empresa y al arquitecto.

No obstante el Presidente de la Fundación Beulas y Consejero de Cultura apuntaba que el retraso es menor y que al final la empresa terminará en tiempo y forma la obra.

Javier Callizo prefería no entrar en una guerra de cifras y desfases y decía que lo positivo es que el proyecto saldrá adelante con los acuerdos emanados de la última reunión de la Fundación. En la reunión también se conocía el proyecto de urbanización que Moneo ha diseñado para el exterior del Centro de Arte. El coste de la misma, en una primera fase, ascenderá a un millón doscientos mil euros, 200 millones de pesetas, cantidad económica que será asumida con las mismas proporciones que el desfase de los 222.000 euros.

Eso sí, tanto el Ayuntamiento como la DGA esperan que no vuelva a presentarse desfase alguno en la obra, confiando en el prestigio de la constructora y del arquitecto.

Así mismo el presidente de la Fundación ha señalado que ya están en su poder las primeras conclusiones del proyecto museográfico que está desarrollando por encargo del Gobierno de Aragón, Angel Azpeitia, un documento que será dado a conocer en su totalidad en la próxima reunión de la Fundación.

Comentarios