La Fundación Pie varía el proyecto del Olimpia y se compromete a rehabilitarlo con fondos propios.

La Fundación Anselmo Pie ha presentado una alegación al Plan General de Ordenación Urbana en la que varía de forma importante el proyecto de rehabilitación del Teatro Olimpia. El proyecto amplía la superficie actual del teatro, tomando parte de la vivienda contigua, y financia la obra exclusivamente con fondos propios.

Estamos ante un giro de 180 grados en esta cuestión, no solo porque varían las características de la operación, sino porque también el Ayuntamiento apoya de forma abierta los detalles de la propuesta.

La Fundación plantea ahora la compraventa de parte del inmueble contiguo al Olimpia, para poder construir en este nuevo espacio oficinas, camerinos y un acceso para minusválidos. De esta forma se puede, en el nuevo proyecto, ampliar el escenario del teatro. Además se permite aumentar la altura de edificación, con lo que también gana altura el peine escénico.

Este nuevo proyecto se queda a medio camino entre las dos posibilidades que planteaba en origen la Fundación para rehabilitar Olimpia. Pero lo que más ha gustado en el Ayuntamiento es que este proyecto ahora se desliga de la operación urbanística del Avenida. Si en su día la Fundación planeaba que con el beneficio industrial de la operación urbanística del Avenida se rehabilitaría el Olimpia, ahora se abandona ese itinerario y se dice, simplemente, que la Fundación abordará la rehabilitación exclusivamente con sus propios fondos.

Solo falta por limar algunos flecos con el Ayuntamiento para llegar a un acuerdo total. El Consistorio exige que la Fundación ceda una serie de fechas de forma gratuita, la utilización del Teatro a la ciudad. Así el teatro seguirá siendo de titularidad privada, pero podrá ser utilizado de forma prioritaria, en determinados eventos por parte del Ayuntamiento de Huesca

Todos estos detalles aparecen en una alegación que ha presentado la Fundación Anselmo Pie al Plan General de Ordenación Urbana. Todo hace apuntar que esta será aceptada en su totalidad por el Ayuntamiento, con lo que se habrá dado un paso definitivo que deja la puerta abierta para recuperar el Teatro Olimpia, el único de los grandes teatros que tuvo Huesca que todavía permanece en pie después de que desaparecieran, primero el Principal y con posterioridad el Odeón.

Comentarios