Cartas al Director: Calendario escolar

Sindicato HUSTE

Por fin se acaba el curso escolar, y los estudiantes , escolares y docentes aragoneses se van de vacaciones sin saber que día se tienen que incorporar a las aulas.

Este problema, que el calendario escolar para el curso 2002/2003 no esté todavía aprobado en Mesa Sectorial, y esa Mesa ,todavía ni siquiera convocada, es simplemente un reflejo de la desorientación, falta de planificación y espíritu improvisador del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón.

Comenzamos el año académico con un cambio en la Consejería. HUSTE vio el cambio con esperanzas de que se comenzara a trabajar de forma más cohesionada dentro del Departamento de Educación y a la vez con el temor de que la recien-nombrada consejera no fuera más que una opción política que diera continuidad a la gestión que se estaba llevando hasta entonces. Nos equivocamos, ni ha habido una mejor coordinación dentro del Departamento ni la gestión ha sido continuista. La Gestión de la nueva Consejera ha empeorado notablemente la situación. Se ha seguido legislando y aplicando la legislación ya existente con criterios puramente economicista. La educación aragonesa no tienen planteamientos reales y coherentes frente a los retos de futuro que se nos plantean.

No hay políticas que solucionen realmente las necesidades educativas derivadas de los fenómenos inmigratorios en nuestra comunidad, no existe una línea de actuación que le de un trato preferente a enseñanza en medio rural, no han mejorado las condiciones sociolaborales y económicas de los docentes, no se ha planificado como enfrentarse al reto de organización que supone la comarcalización de nuestra comunidad, y, por si fuera poco, nos encontramos con que se utiliza la educación como moneda de mercadeo político, y en aplicación del Pacto por la Educación, en complicidad con las organizaciones firmantes, se privatiza la Educación en Aragón.

La Consejera ha hecho bueno el dicho de ?Más vale malo conocido que bueno por conocer·?

Nos espera un curso durísimo. En HUSTE sabemos que la proximidad de las elecciones sindicales van a hacer que ?de cara a la galería? se radicalicen las posturas de otros sindicatos, pero sabemos también que, en la línea de actuación de esta Consejería, se van a negociar pocas cosas de verdadero calado para la Educación Aragonesa, pues se seguirá actuando de manera unilateral, lanzando balones fuera y escondiendo la responsabilidad en acciones del Gobierno central como las leyes de Calidad, y de F.P, cuando la realidad debería ser que una Consejera a la que se le supone una orientación política progresista debería estar trabajando para que todas estas leyes dañaran lo menos posible a nuestra educación.

Comentarios